domingo, 30 de diciembre de 2012

Resident Evil Revelations, un buen juego



Resident Evil es una saga longeva, con muchos títulos a sus espaldas, con algunos mejores que otros pero siempre una saga a considerar. Sin embargo el deterioro experimentado por la misma en los últimos tiempos y el poco sentido común de una Capcom que piensa que el survival es un género en decadencia ha llevado a cuestionar más que nunca las nuevas entregas que van saliendo, bien sean las numeradas o los spin-off. Por suerte, a los poseedores de una Nintendo 3DS, no nos ha tocado sufrir en esta ocasión una decepción porque, seguramente, Resident Evil Revelations es uno de los títulos más destacables y respetables del catalogo de la portátil nintendera. Veamos el porqué. 

El primer punto a favor de este juego es su irremediable tufo a survival. Probablemente hubiéramos querido que fuese mucho más surivival de lo que finalmente es pero es una buena ración si los comparamos con la tendencia a la acción simple y llana de la que goza en los últimos títulos, especialmente los numerados (el 4, 5 y 6). La historia se centra en un barco por lo que ese será nuestro escenario a lo largo del juego (descontando un par de fases fuera del mismo) y esa ha sido una sabia decisión porque: 1. los espacios son más cerrados y agobiantes y 2. hay muchas puertas y zonas diversas que van ampliando nuestro radio de acción. No es la gloriosa mansión del primer resident pero oye, menos da una piedra. En su contra tiene que no es un juego que dé demasiados sustos pues más o menos te esperas los lugares donde puede haber “problemas”. Por tanto, tenemos un survival que podría ser mucho más survival y que se le aleja del terror/horror más de lo que debería. 

El segundo punto es su trama y personajes. Tenemos a Chris y a Jill, marca de la saga ya forever and ever pero han aparecido unos cuantos personajes realmente buenos como Parker, Jessica u O´Brian que podrían dar mucho juego en futuras entregas. Respecto a la trama se podría decir que es muy mejorable porque tiene algunos altibajos pero me quedo con el entretenimiento que suscita durante todo el juego y las ganas de saber los próximos giros de la historia. 

El tercer punto es su presencia técnica. El juego es técnicamente el mejor del catalogo de 3DS a falta de ver que hará la misma Capcom con el Monster Hunter. Tiene grandes modelados y texturas, dispone de escenarios vistosos y juega con muchos efectos diversos que realmente lo convierten en una apuesta muy respetable. El único pero que tiene son algunas caídas parciales de frame rate bastante cantarinas y por suerte bastante focalizadas. 

El cuarto punto es su sistema multijugador. El juego ofrece el famoso modo Asalto para extender algo más la vida útil del juego que vendrá rondando las quince horas siendo generosos. Esta modalidad, que también puede jugarse individualmente, ofrece la posibilidad de volver a determinados escenarios, realizar misiones, conseguir nuevas armas y personajes desbloqueables y subir nivel como si de un action rpg se tratase. En esta modalidad se puede jugar al cooperativo vía online, lo que resulta un aliciente más para este señor juego. 

¿Qué cosas son mejorables? 

1. El control. Si Capcom y Nintendo tuvieron que sacar el famoso “megazord pro” para poder introducir el segundo stick nos podemos hacer una idea de lo intrincado de su manejo. Eso no quiere decir que no podamos domar el sistema al cabo de unas horas pero desde luego Capcom debería haber facilitado más su accesibilidad. Nintendo tampoco ha sido espabilada evitando el segundo stick. 

2. El otro punto importante es la sensación de repetición que se experimenta en el modo Asalto. Debería ser un modo más exclusivo, más diferente de la historia principal si se quiere, para conseguir tener un juego lo más redondo posible. 

3. Y por último prefiero que vuelvan los zombies. Estoy harto de Bows, hunters y bichos de diversa índole sacados de mentes aficionadas al terror. Por favor, Capcom, vuelve al horror survival cuanto antes. 

En fin, no tengáis dudas con respecto a este juego. Tiene cosas mejorables pero es sin duda un buen juego y uno de los mejores resident evil de los últimos tiempos. Aún se puede ampliar la experiencia survival pero vamos por la buena sintonía si exceptuamos, claro está, lo que está ocurriendo con la saga numerada. Eso no lo quiero ni en pintura. 

Salu2! 

PD: Capcom, perra, queremos segunda parte y no porteos a otras consolas. Ea!

domingo, 16 de diciembre de 2012

Críticas cinéfilas (84): El Hobbit, un viaje inesperado



Director: Peter Jackson
Año: 2012 
NOTA: 8,5 

Hace casi una década desde el cierre de aquella gigantesca adaptación cinematográfica de El Señor de los Anillos que Peter Jackson y su equipo afrontó con la decisión y riesgo de aquellos que estaban predestinados a hacer algo grande o perecer en el intento. Lo que era imposible vio la luz y la Tierra Media de J.R.R Tolkien cobró vida propia. El séptimo arte y público rindió pleitesía a semejante obra magna que devolvía la grandeza al género de la fantasía y la aventura y que nos hacía participes del inmenso viaje y sentimientos de aquellos personajes azotados por las circunstancias. Todo cambió cuando la Comunidad del Anillo cerrara su andadura en el monte del destino y la Tierra Media inundara las casas del mundo entero: la magia de Tolkien nos desbordó a base de sentimientos inenarrables. Peter Jackson lo sabía y aunque ha estado remolón (y no exento de problemas con la producción de la cinta) por fin nos trae el regalito de Navidad que queríamos: volver al cine de la mano de El Hobbit, la adaptación del entretenido cuento de Tolkien previo a la Guerra del Anillo.

(OJO SPOILERS) 

Esta primera parte titulada “Un Viaje Inesperado” es el comienzo de una nueva trilogía cinematográfica, elemento que no ha pasado desapercibido para nadie que conozca el cuento pues éste no llega ni a las 300 páginas. El Hobbit tiene unas características particulares que cuesta discernir como le sentará una adaptación estirada o servir de enlace con el Señor pero esto es un debate tempranero para sacarlo a relucir en este momento. Mis impresiones tras los 169 minutos de película son notabilísimas, casi podría decir que es una delicia aunque tiene algún pero que empaña el sobresaliente. Desmenucemos. 

PRÓLOGO ESPECTACULAR. No lo puedo catalogar de otra manera. El inicio de Bilbo (con Ian Holm interpretándolo) rememorando la historia antigua de la ciudad de Erebor es una maravilla. Cuenta lo que tiene que contar, se disfruta y te pone en antesala de la figura amenazante de Smaug. Lo hace todo bien (desde luego Peter con los prólogos siempre está tocado por mano divina). También vemos a un Frodo risueño virgen todavía de lo que en el futuro le iba a tocar vivir. Al principio rechisté con los cameos pero me han gustado por breves y discretos. Quedan bien.

PRESENTACIONES LÓGICAS. Aunque la crítica más feroz ha cargado contra el inicio de la película por lo dilatado de sus presentaciones la verdad es que El Hobbit cuenta con un grupo protagonista bastante grande y lo más sabio es perder algo de tiempo presentando a los personajes (y más cuando tienes a 13 enanos en plantilla). Desde mi punto de vista no lo considero un error sino un mal necesario que luego se traslada positivamente a la historia. Incluso viendo que algunos personajes han quedado muy en segundo plano no tengo dudas que potenciaran su participación en la siguiente. 

SENTIDO DE LA AVENTURA Y COMEDIA. La película cuenta con estos dos elementos muy potenciados, que es como debía ser. Más allá de los tintes épicos que Jackson le haya querido incrustar a esta película lo cierto es que son las aventurillas lo que mejor la acaba definiendo. Persecuciones, viaje, misterios, chascarrillos y peligros funcionan a la perfección. Igualmente ocurre con los momentos cómicos, muy bien planificados y distendidos alejando ese tono más serio y oscuro de El Señor de los Anillos (la comedia tampoco ha gustado a la crítica...¿le ha gustado algo?). El mejor sin duda el encuentro con los tres orcos. Divertidísimo. 


ACERTIJOS EN LAS TINIEBLAS. Lo mejor de la película para un servidor y seguramente uno de los mejores momentos de cine fantástico desde ya. No solo transmite las líneas escritas por Tolkien sino que las potencia y las recrea con eficiencia enfermiza. Gollum (Andy Serkis) se come la pantalla. 

LIDIANDO CON EL RELLENO. He aquí el primer problema que tiene la película: la información que suelta paralela a la historia principal. Aunque un fan de Tolkien no deje de disfrutar oyendo y viendo cosas como Dol Guldur, Amon Sul, el Nigromante, Gondolin o Ungoliant lo cierto es que no deja de ser relleno anexo que rompe el ritmo sobremanera. Estas ampliaciones, por guays que sean, no dejan de sumar metraje dilatando todo de manera artificial y resintiendo el ritmo. Algo parecido pasa con Azog y su venganza contra Thorin o con el bueno de Radagast y su escena de los conejos.

REVISION DE ESCENAS ESTILO PETER. Vuelven los planos aéreos, vuelven las batallas estilo Peter e incluso vuelven (en forma de guiños) escenas repetidas. Este es el otro punto que me disgustó algo de la película. Es evidente que Peter Jackson tiene su forma de filmar y ahora no vamos a venir los espectadores a cambiársela pero me ha parecido muy complaciente ver como algunas escenas son calcadas al Señor. Ejemplo lo tenemos cuando Bilbo se pone el anillo, idéntica a la de Frodo en La Comunidad del Anillo. Algo parecido pasa con las águilas. Estos guiños con tendencia al autoplagio me chirrían un poco de un tío tan perfeccionista. 

CASTING. Fantásticos todos. Que Martin Freeman lo iba a bordar tampoco iba a sorprender a nadie pero que Richard Armitage estuviera impecable como Thorin sí ha sido una grata sorpresa.


FOTOGRAFÍA. Andrew Lesnie está impecable. Rivendel es orgásmico. 

TECNICAMENTE SOBERBIA. No tengo palabras. Pluscuamperfecta. Y eso que no me gustó demasiado que optaran por digitalizar todas las criaturas. Eso sí, los orcos o Gollum auténticas maravillas técnicas. 

MUSICALMENTE COMEDIDA. Howard Shore ha compuesto una banda sonora de lo más interesante, con bastantes temas nuevos y algunos realmente geniales. Pero me quedé algo desilusionado al ver que en la película se han decidido mezclar demasiado con las partituras de la trilogía del anillo. Me hubiera gustado que se hubiera independizado algo más. 

3D 48FPS. Opté por esta modalidad para ver que tal era el polémico 3D a 48 fotogramas por segundo y la verdad es que salí bien contento de la experiencia. En los primeros minutos chirría un poco a nuestros ojos pero una vez acostumbrado todo discurre a la perfección (y eso que las gafas del cine eran más bien barateras). Buff, el momento de las águilas hay que verlo en este formato. Es especial. 

En fin, muy contento con esta primera parte. Años después la vuelta a la Tierra Media ha sido un placer fantástico del que no me arrepiento en absoluto, es más, las ganas por ver la segunda parte son irrefrenables ya. Ni se puede decir que es más de lo mismo ni que es un producto independiente de la trilogía del anillo pero sea cual sea el encaje final de estas películas yo espero (y deseo) que aspire a ser una obra referente del cine de aventuras y de fantasía. El primer paso está dado. 

Salu2! 

PD:A ver si me animo y escribo algo sobre la trilogía del anillo.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Once Upon a Time - Primera Temporada



Esta debe ser una de las series más raras que he visto en los últimos tiempos. Coger el imaginario de los cuentos clásicos y modernos, rejuntarlos, reditar sus pasajes e historias y crear una nueva es la seña de identidad básica de esta curiosidad televisiva. Es quizás por eso por lo que la serie de la ABC ha tenido tan buena acogida de audiencia, por ser un producto atípico que a su vez nos resulta muy conocido por todas esas historias y personajes populares de la literatura y ficción que tan buenos momentos (y malos) nos ofrecieron en su día. Pero tiene algo más, algo que lógicamente tira del carro y que ha hecho que la serie no se estrelle tras varios capítulos: el morbo. Sí, es el morbo de situar a personajes de fantasía y de muy diversa índole juntos en un mismo pueblo sin saber nada sobre quienes son y qué hacen allí. Expliquemos esto algo mejor. 

La serie nos sitúa en Storybrooke, un pequeño pueblo donde Henry vive con su madre, Regina Mills, una mujer severa y dura que para más inri es la alcaldesa de la población. El tal Henry, en una de sus locuras tempraneras, decide hacerle una a visita a una tal Emma Swan sin motivo aparente. El chico arenga a la detective a irse con él a Storybrooke revelándole no solo que ella es su verdadera madre sino que también es la clave para la salvación del pueblo. Emma se irá con él iniciando así la Operación Cobra, que no es otra cosa que romper el hechizo que mantiene a su población encerrada (y congelada en el tiempo) en Storybrooke. Entre esa población tendremos a nada más y nada menos que a gente del calibre de Blancanieves, Encantador, Pinocho, Caperucita Roja, los siete enanos, Rumpelstilskin o el Sombrerero Loco. Toda una party hard. Mola, ¿eh? 

Yo reconozco que al principio arqueaba la ceja a lo Carlos Sobera con cada capitulo porque me parecía imposible que aquello pudiera funcionar. ¿Cómo es posible que viéramos aquello que parecía la idea trasnochada de un guionista sin su medicación? Pues bueno, algo tendrá cuando está en plena emisión de su segunda temporada ya. Ese algo lo asocio, como decía al principio, en el morbo que desprende ver a Blancanieves y compañía en una historia diferente a las suyas de origen, reinventándolo todo y buscando un crossover definitivo que resulte lo más interesante posible. De momento ese crossover funciona, mejor o peor dependiendo del capitulo, pero funciona. Todos los personajes de cuento pertenecen, en esta serie, a un mismo mundo lo que ha facilitado que sea algo más creíble todo en su conjunto porque de cualquier otra manera hubiera sido caótico. Por tanto, ver a Rumpelstilskin codearse con personajes de Disney de momento está bien. 

Otro elemento que se ha mencionado bastante es el parecido estructural que tiene con la mediática LOST. La cadena ABC buscaba el nuevo pelotazo, una sucesora a una de sus series más relevantes y aunque argumentalmente son polos opuestos, en su estructura encontramos varios parecidos. El primero y más elemental es el grupo de personajes amplio que la serie maneja. Todos los personajes comparten un protagonismo y solo tres, cuatro o cinco son los de mayor envergadura para el guion. El segundo elemento es el de capítulos dedicados, es decir, hay capítulos donde cada uno de los personajes es el verdadero protagonista. Eso se refuerza conociendo su historia mediante flashbacks, recurso muy habitual en la serie de los losties. A ver cuanto tardan en aparecer los flashforwards… Y el tercero y último es la recreación de un lugar “especial” en el que ocurren cosas extrañas: en Lost era una isla y en esta es Storybrooke. 

Los actores están bien y cumplen su función. De momento quien parte la pana son Lana Parrilla (Regina) y Robert Carlyle (Rumplesti) que mantienen una interesante pugna por ver quien es más villano y quien la lía más parda. Ya en un segundo nivel tenemos a Jennifer Morrison (Emma), Ginnifer Goodwin (Blanca) y Josh Dallas (James) que tampoco se desenvuelven mal. Pero quien sin duda son mis favoritos ahora mismo son una caperucita roja (Meghan Ory) un poco Amy Winehouse o el Pinocho motero/macarra interpretado por Eion Bailey. No me esperaba semejantes recreaciones. Y por último comentar lo ridículamente horrible que es técnicamente. Por favor, señores de la abc productions, cúrrenselo un poco más o al menos que no se noten tanto los cromas. Muy mejorable y espero que la segunda temporada afinen mejor en este tema. 

Pues esto ha sido mi visión de la primera temporada de Once Upon a time. Yo la recomiendo aunque sea una serie muy particular. De momento entretiene aunque llegará un momento en que desvariará, eso tenedlo por seguro. En breve comenzaré la segunda temporada y ya he oído algunos de los nuevos personajes que aparecen. La cosa promete, cuanto menos. 

Salu2! 

PD: Ya falta menos para el Hobbit! OMG!!!!

lunes, 26 de noviembre de 2012

Críticas cinéfilas (83): Skyfall


Director: Sam Mendes
Año: 2012
NOTA: 7


He visto bastantes películas de James Bond, el numero ahora no lo recuerdo pero muchas, de todos y cada uno de los interpretes que se han metido en la piel del espía británico (hasta de la de Lazenby) y esta Skyfall puede pasar tranquilamente por una de las mejores. La llegada de Craig a la saga y la de algún productor de mente abierta a la Metro Goldwyn ha conseguido que James Bond respire de manera diferente, más realista y sucia si se quiere, pero diferente que es lo importante. Casino Royale fue un punto de partida inmejorable, luego llegó la decepción supina e infumable de Solace pero ahora, con Sam Mendes llevando el carro, ha salido esta Skyfall que sin ser superior a la primera parte de esta trilogía (tener a Eva Green, acción y guion suele dejar el listón alto) sí es lo que una película de Bond debe ser, o al menos lo que esperas de esta nueva hornada. Bond debe estar obligado a despeinarse y sangrar para olvidar cuanto antes la sombra de los Moore y Brosnan.

Lo primero que conviene señalar es que me ha seducido y mucho esa especie de introspección hacia el personaje protagonista que no se veía desde hace eones. 007 ya sabemos como es pero Daniel Craig aquí transmite como nunca que el superespia es humano y que como tal puede tener momentos de debilidad. Creo que humanizar al personaje es lo mejor de esta película, más allá de que siempre se podía haber hecho algo mejor de lo que Mendes consigue finalmente. Pero me conformo. Y luego continúa esa introspección a detalles del pasado, a personajes cercanos a Bond o al propio MI6, que también me ha parecido todo un acierto (es raro ver como Bond queda relegado por M en protagonismo y no echar de menos en absoluto el esmoquin ni las pistolas). También hay un villano convincente y bastante tocapelotas que facilita que la elección del casting haya sido para mi gusto muy acertado (aunque a Bardem le pongan peinados infumables). 

La película es de acción desde el mismo inicio. La persecución por Estambul ya te pone las pilas nada más empezar y tenemos ritmo y entretenimiento para todo el resto de la película. Hay quien dice que la acción en esta trilogía está desmedida, que esto no es Bond, que hay demasiada violencia, que es impersonal y que si le cambiamos el nombre y le ponemos Jason Bourne aquí nadie se percata. Bueno, es posible pero yo agradezco estos cambios. Agradezco que haya un Bond para cada época y ya será el público quien decida qué hacer o no con la saga si no le gusta los derroteros por los que tira. Yo prefiero mucho estos ritmos y estas formas porque para mi estaba demasiado estancada ofreciendo siempre el mismo producto y por ello muchos ya ni nos lo tomábamos en serio. 

Luego tenemos a Sam Mendes que ha sabido imprimir a la película ese tono de jugueteo con el cine negro, más oscuro si se quiere, que tan bien le ha sentado y de la que algo ya tenia la época Connery. Además discrepo con que el humor de esta película sea inexistente habiendo algunas escenas bastante buenas (sí mejorables) pero de comedia al fin y al cabo. Visualmente además es magnética, sabe embelesar como quiere y cuando quiere, desde los neones de Shangai a los túneles de piedra lúgubres de Escocia. En resumidas cuentas, técnicamente es sensacional. Y luego los actores están todos en su sitio y además bien, dotando de integridad al film. Especial mención a Judi Dench

Lo único malo y que le resta puntos son dos cosas: 

1. Bajón hacia el final. Aunque entretenido su clímax no deja de languidecer algo respecto a sus inicios, mucho más interesantes. 

2. Personajes secundarios no aprovechados. La película empieza a presentar a personajes que no acaban de cuajar en la película según pasan los minutos. Es posible que el objetivo sea el potenciarlos algo más en futuras películas pero por ahora, más allá de sus presentaciones, se han quedado algo huecos. 

En fin, nos hemos quitado el mal sabor de boca que dejó Quantum of Solace que era el principal objetivo de esta Skyfall. Superado este paso, creo que esta Skyfall es un buen camino para seguir con la franquicia siempre que mejore lo mejorable, por supuesto. A ver por donde nos salen en próximas entregas. 

Salu2! 

PD: ¡Y temazo pegadizo de Adele en los créditos, muy cools por cierto!

miércoles, 14 de noviembre de 2012

De 'vampires' y otras criaturas (1)



True Blood (S1-S2-S3-S4)

Si hay una cosa que no esperaba de mi mismo era viéndome series de vampiros y otras criaturas diversas. Empecé hará más de un año con la entrañable Being Human de la BBC, coquetee con la primera temporada de “The Vampire Diaries” y he acabado inmerso con la requeteconocida serie True Blood de la HBO. De esta ultima es precisamente de la que os quiero hablar un poco dado que es la única de todas ellas que he podido ir siguiendo con algo más de ritmo. 

No os voy a engañar. Si había algo que me atraía de esta serie muy por encima de su temática y la cadena que la emite es el nombre de su creador: Alan Ball. Este señor venía de firmar cosas como la inmensa Six Feet Under (historia de la televisión para un servidor) y la lógica dicta que las expectativas estuvieran por las nubes. Pues bien, True Blood no es que me haya decepcionado pero sí te hace tocar de pies con tierra, una serie que si bien entretenida no pasa por ser algo memorable y que se percibe más como un simple pasatiempo que por algo que realmente merezca la pena. Alan Ball en esta ocasión tiene un libreto en el que basarse: la serie literaria “The Southern Vampire Mysteries” de la autora Charlaine Harris. Sus personajes están basados en los libros aunque hace tiempo que ambas tomaron caminos diferentes y no sé si para mejor o peor porque no he tenido el placer de leer ningún libro de esta serie. En cualquier caso lo que me interesa comentar es el desarrollo televisivo de las cuatro temporadas que he visto (sé que hay una quinta finalizada y una sexta en preparación) y lo resumo tal que así: 

Personajes. Si de Alan Ball esperaba algo es que dejara su rastro inconfundible sobre los personajes y la verdad es que el sello está, especialmente en las primeras temporadas. Personajes bastante maltratados, hundidos en la miseria, que no les faltaba otra que vivir en un pueblucho como Bon Temps lleno de seres sobrenaturales y que sin embargo salen adelante y tienen personalidades muy definidas y variopintas. Para mi es el punto más destacable de esta serie a pesar de que la cosa haya degenerado bastante. En cualquier caso la amplia plantilla de personajes principales y secundarios permite que cuando alguna subtrama aburre otra resulte más gratificante lo cual siempre acaba dando oxigeno a la serie. No me decanto por ningún personaje porque me gustan y los odio a partes iguales prácticamente a todos. 

 Argumento. Por lo que he podido ver las temporadas tienen un patrón similar donde “alguien” o “algo” crea desconcierto en el pueblo y la cosa se va liando hasta implicar a gran parte del casting principal. Por lo general abundan mucho las tramas sobrenaturales mezcladas con los amoríos varios y un suspense contenido que nunca invita a querer saber más. En general, todas las subtramas son muy accesibles porque se van anticipando con facilidad. Sí me gusta la visión crítica que tiene de algunos aspectos de las sociedad norteamericana y como los saca a relucir. Y no me gusta la cantidad ingente de fanservice barato que tiene que llega a resultar hasta ridículo. Ya conocemos a la HBO y su “cuota/tasa” de tetas y culos por capitulo en sus series pero aquí ya resulta demasiado gratuito. Está bien que funcione como reclamo morboso pero pasarse lo veo contraproducente. 

Valores producción. La serie maneja diversos escenarios y técnicamente es decentilla aunque desde luego no son las partidas que más gasto deben generar del presupuesto. 

En fin, le podéis dar una oportunidad porque la serie ofrece más de lo que parece en un principio pero no le está sentando especialmente bien el tiempo que lleva en emisión (y eso que no he visto la quinta todavía). Si toleráis el fanservice y os va lo sobrenatural (punto a favor que no se quede únicamente en vampires y hombres lobo) True Blood puede ser una opción. ¡Ah, y los colmillos hacen “clec” cuando salen! (razón de peso). 

Salu2! 

PD: ¡Y sale Evan Rachel Wood!

lunes, 5 de noviembre de 2012

¡No cambies Shigeru!



Hoy podría haber hablado de muchas cosas: del Resident Evil Revelations, de lo troll que es Kubo Tite, de los 112.000 visitantes al Salón del Manga de BCN (¡joder, creo que solo faltaba yo O_O!), del asco políticos que tenemos, del sonido irritante que hacen los colmillos en True Blood o de alguna película de mi recamara pero lo cierto es que me apetece dedicar un editorial al señor Miyamoto que lo hemos tenido aquí recogiendo el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2012 y me parece reseñable.

Shigeru Miyamoto para mí es un referente cultural. Así, en plata. Un hombre cuyas creaciones han traspasado tiempos y barreras para instalarse en la sociedad tiene que serlo. Él quería dibujar manga y acabó dibujándolo electrónicamente, y como ha reconocido en multitud de ocasiones, no le detuvo para continuar desarrollándose como ilustrador y perfeccionar su capacidad de expresión. Es un hombre que continua expresándose a través de sus creaciones, como todo artista que se precie y que sigue buscando nuevas formas de hacerlo. Alguien así merece todos mis respetos y entiendo su trascendencia dentro del mundo del videojuego donde ha sido exponente fundamental en su concepción. Y aunque para muchos ya es historia, para mí sigue siendo alguien de mucha relevancia que sigue con ganas de embarcarse en proyectos novedosos y trabajar sobretodo para que el videojuego sea cada vez más reconocido por todo el mundo. Se merece el premio este, los que ya tiene y los que estén por llegar. Porque uno puede no estar de acuerdo con que el videojuego abra vías para su reconocimiento social pero sí debería reconocer el camino del señor Miyamoto, es decir, el de la búsqueda y entendimiento que esta industria, que mueve más pasta que la cinematográfica, deba quitarse caretas y responder a aquellos que lo miran con cierto desdén e incluso desprecio. Hace poco leía en prensa generalista que cubría el evento de los Príncipes de Asturias que el videojuego era violencia y pasatiempo improductivo y lo complicado que resultaba encuadrar la figura de Shigeru en estos certámenes. Así tal cual, obviando las generaciones que con Marios, Zeldas, Donkey Kongs y demás fauna han crecido y se han divertido e incluso se han “socializado” (este concepto que tanto le gusta a Iwata) con otros compartiendo sus experiencias y emociones. Por esto se premia a ‘Miya’, por crear experiencias para la gente, por abrir mercados y mentalidades e ir abandonando el inmovilismo y el oscurantismo de algunos que se preocupan en exceso de que Pe y Mo jueguen con el nuevo Layton y no del flaco favor que hacen a su “querida” industria mirándose al ombligo.

Será muy difícil que el videojuego obtenga reconocimientos generalistas, de cierta dimensión social, que siempre estará más cerca del ocio que de la cultura y eso será así hasta el fin de los tiempos, pero si alguien ha conseguido traspasar barreras ese ha sido Shigeru Miyamoto y la gente que ha trabajado con él. A pesar de sus errores (que es humano y los tiene) no entiendo la industria sin el trabajo de este hombre y, por suerte, aún parece que hay gente que lo ve. Ahora a esperar sus próximos proyectos (Pikmin 3 retocando cositas para tenerlo en las mejores condiciones posibles en 2013 y otro proyecto del que no se sabe nada salvo que es un juego pequeño de cosecha propia). En ambos volverá a dignificar su profesión, no tengo duda.

Salu2!

domingo, 21 de octubre de 2012

La necesidad de los Furuichis



SPOILERS BEELZEBUB INSIDE

En cualquier historia hacen falta personajes como “Furuchin”, en cualquiera. Da igual el genero, hacen falta personajes que puedan rivalizar con el protagonista principal y que lo complementen hasta el punto que puedan ser tan importantes o más que éste. No es lo mismo el Arturo sin Merlín o Lancelot como tampoco lo es Sherlock Holmes sin Watson. O House sin Wilson o Goku sin Vegeta, o Luffy sin su tripulación o Adama sin Roslin. Es ley universal y ejemplos los hay a patadas en la literatura, ficción televisiva, en la misma realidad o en un manga, como es el caso. Furuichi hoy por hoy es la piedra angular de la serie Beelzebub y más o menos así lo ha dejado claro su autor, Tamura, con la última minisaga. 

 Los que nos aficionamos a la serie hace tiempo ya intuíamos la importancia del compañero de instituto de Oga que parecía cumplir el rol cómico propio de los shonen para adolescentes. Ahora hemos visto que no solo es un referente cómico sino también emocional, un puntal básico donde se sustenta el protagonista real (Oga). La ultima saga encaja bien en lo que es el devenir de esta serie, que no parece funcionar con esquemas propios, y decide otorgar a Furuichi el papel que merecía más allá de los gags de turno: el derecho a coprotagonizar. 

La trama no ha podido ser más chorra: Furuichi es utilizado por demonios para armar un poco de jaleo. Éstos, usando el cuerpo como receptor, le prestaban su fuerza y claro, ha habido momentos tan antológicos como ver al gran Furuchin maltratando vilmente a los Toujous, Kanzakis y demás fauna del Ishiyama. El gran momento del arco llega cuando se enfrenta a Oga y un flashback abre la veda para que el personaje consiga su merecido rol en esta serie, un flashback que probablemente haya elevado la calidad de la serie y posicione al bueno de Furuichi como mejor personaje. El único pero queda en las palabras de Behemot finales dando a entender que Furuichi es “especial” lo cual sería un mal presagio para un personaje que no necesita extras para molar. 

Beelzebub, más allá de su eminente estilo cómico y paródico, puede alardear de tener también a su Furuichi (nunca mejor dicho), al personaje básico que toda serie debe tener para ser considerada. Ahora Tamura debe recordar que si la serie tiene un final debe ser con Furu al lado de Oga y no a sus espaldas. No me conformaré con menos. 

Salu2! 

PD: ¡Os debo un especial de odiados sobre Saint Seiya, lo sé!

martes, 16 de octubre de 2012

Críticas cinéfilas (82): Ira de Titanes



Director: Jonathan Liebesman
Año: 2012 
NOTA: 3,5


Y aquí tenemos la segunda película que me tragué y tampoco debí hacer. Immortals al lado de esta película es hasta una opción notable, y la culpa es toda mía por ser un masoca y pensar que quizás seria mejor que la primera parte puliendo las cosas que fallaban estrepitosamente en aquella. Pues no, es más de lo mismo. Ira de Titanes es una de las películas más vagas que recuerdo. De acuerdo que son propuestas pensadas para no pensar, valga la redundancia, y para tomarse unas palomitas y disfrutar con los efectos especiales pero hasta el entretenimiento sin pretensiones tiene unos niveles de decencia que hay que respetar, y en el caso de la película en cuestión se los pasa por el forro. Es pesada, anodina, sin contenido, sin interés, las actuaciones son flojísimas, los giros son lamentables y la sensación final es de haber perdido una hora y media de tu tiempo. Es un pack nada despreciable, desde luego. Los actores, ante el reto que supone la película, deciden poner caras e intentar pasar el rato de la mejor manera posible. Una tarea muy meritoria. Especialmente duele un poco por Liam Neeson y Ralph Fiennes que desde luego puede que estén ante los peores roles de su vida. Sam Worthington ya está acostumbrado a lidiar con personajes de blockbuster y pone su cara inexpresiva habitual. Rosamund Pike y Bill Nighy son de lo poco salvable interpretativamente pero en papeles muy olvidables también. De Ágenor o Ares mejor no decir nada. 

Os comentaría detalles rocambolescos de la historia pero os fastidiaría esos grandes momentos cinematográficos para la posteridad. Yo lo dejaría en que sólo la parte del Tártaro es la única que salva los muebles: por lo menos invita a pensar eso. Y diréis: ¿pero tiene algo decente? Pues lo de siempre. Efectos, localizaciones (la mayoría son en Canarias), algún CG que otro y poco más. También que posiblemente sea la última película que veamos ya que en principio no se ha dicho nada que haga pensar en que finalmente será una trilogía. 

Pues eso, enésima oportunidad perdida para ver mitología griega de calidad en la gran pantalla. No perdáis vuestro tiempo con ella. 

Salu2! 

PD: Saltos estratosféricos, manga…más pronto!

jueves, 11 de octubre de 2012

Críticas cinéfilas (81): Immortals



Director: Tarsem Singh
Año: 2011 
NOTA: 5,5 

Sinopsis. El rey Hyperion recorre Grecia con su ejército en busca del arco perdido de Epiro, con el que pretende liberar a los titanes para derrocar a los dioses. Zeus, avispado él, prepara a Teseo desde su juventud para que defienda a la humanidad. El camino de Teseo no tardará en cruzarse con el de Hyperion en una batalla encarnizada por el destino de la humanidad. 

El otro día tuve uno de esos ataques de fascinación por la mitología griega que por suerte me vienen de vez en cuando y opté por verme del tirón un par de películas modernillas que tocan el género. No debí hacerlo. Hace tiempo que el cine no se toma en serio la mitología y en vez de apostar por las muchas historias guays que dejaron aquellos míticos autores griegos me vienen con historias de acción megacools y con invenciones muy trilladas que no incorporan nada nuevo para el espectador. A Immortals le pasa esto y tampoco me extraña si tenemos involucrados nada más y nada menos que a los productores de 300 buscando repetir hazañas en taquilla. 

La vida de Teseo es un pasaje bastante rico como para que ahora me venga la industria cinematográfica y decida conformarse con esto. Es indiscutible que la película tiene sus puntos fuertes innegables que la salvan de la mediocridad total pero es insuficiente a todos los efectos. En primer lugar tenemos un guión del que cogen nombres pero no eventos históricos lo que irremediablemente nos lleva al desastre (su objetivo no era entretener desde el punto de vista de la historia). En segundo lugar y a raíz del primero, tenemos a personajes que no pueden domar la película porque es imposible hacerlo, y en tercer lugar, está el problema de los tiempos y el ritmo que a la película se le escapa por completo. 

La historia es la de siempre, la que nos suelen repetir siempre en estas películas, la del campesino bueno elegido por los dioses contra un aterrador conquistador asesino. El elegido deberá salvar a la humanidad o de lo contrario será el fin de la misma. Este guión tan sobado y previsible pierde contra la propia mitología pero también pierde en sus formas de narrar, poco entretenida y un poco desesperante. Los personajes lo sufren mucho. Teseo (un Henry Cavill cogiendo tono para Superman) no inspira nada (la escena animando a la tropa es el ejemplo palpable) salvo el colegueo que transmite el protagonista. Tampoco lo consiguen el resto: ni Freida Pinto (la oráculo sosa) ni Stephen Dorff (“Soy ladrón y te voy a robar el corazón”) ni Luke Evans (Zeus cool) pueden aportar nada. Solo John Hurt dando lecciones de vida o Mickey Rourke (Hiperion) se lo pasan bien, especialmente este último cuando le sale la vena de villano sin remedio. Y como no podía ser de otra manera y más teniendo a Tarsem de director, el único punto molón de la película es su aspecto visual. Fotografía, efectos y vestuario salvan la papeleta un poco. Sí, incluso los trajecitos de los dioses pueden dar el pego en el Olimpo del director que no tiene problemas para homenajear a los caballeros dorados de Saint Seiya cuando la acción se apodera de la cinta. También nos obsequian con las ya habituales ralentizaciones en las batallas o con un punto gore y sanguinolento bastante curioso que no le queda mal (Atena cortando cabezas es awesome). 

En fin, la podéis ver pero seguro que preferiríais al Teseo del Minotauro y al líder ateniense que esto. Eso seguro. 

Salu2! 

PD: El casco de Poseidón es un tema aparte.

domingo, 7 de octubre de 2012

Editorial Blues (9): Lo de EDT no es bueno para nadie.



O bueno, sí lo ha sido para aquellas editoriales que han pescado las jugosas licencias que disponía la antigua Glénat. A lo que me refiero básicamente es al escenario que deja esta situación y el golpe mortal que ha supuesto para el mercado semejante despropósito. Uno de los éxitos editoriales de este país era la competencia, casi oligopólica, que existía en el mercado del manga. Pocas empresas, productos exclusivos y con una vigilancia permanente entre las partes implicadas respecto a precios. Es un modelo que sigue teniendo sus defectos y ha sido un mercado que pecó en épocas de vacas gordas de saturarse hasta límites inimaginables. Y quizá la culpa de esto sea de un público que seguía pidiendo licencias que no sabía si luego estaría dispuesto a comprar (otro debate para otro día). El caso es que ahora a Shueisha se le cruzan los cables y rompe el sistema eliminando del mapa a una de las “grandes” y abriendo un nuevo escenario donde Planeta y Norma Editorial jugarán a ver quien la tiene más larga. Ivrea verá esa disputa desde la distancia de su posición y el resto deberán adaptarse de nuevo a escenarios variopintos. Pero el problema de esto no radica en un tema de gustos, ni mucho menos, el problema real viene con los catálogos y los precios. 

¿Qué pasa con las licencias menos jugosas que no tienen (ni tendrán) comprador? ¿Canceladas y si te he visto no me acuerdo? ¿Volvemos a los tiempos funestos de licencias perdidas y cancelaciones dolorosas? Porque es evidente que hay series que se van a quedar en el limbo y nadie va a continuar (Gintama está llorando en una esquina). Desde luego en los últimos que ha pensado Shueisha ha sido en los aficionados. Y luego tenemos el tema de los precios. Cuanto menos competencia haya más poder de decisión van a tener las editoriales, que como buenas empresas que son, no creo que les den ataques de altruismo y nos satisfagan con precios razonables (en pocas ocasiones lo han hecho pero ahora menos todavía). Nada bueno, insisto. 

Y perder a EDT de la pugna del mercado editorial del manga duele porque es un activo menos con el que contaremos. Joan Navarro habla de readaptarse, de tocar otros autores, de apostar por el comic nacional…en fin, salidas que desde luego no le devolverán a su antiguo status. En fin, no les vendrá mal recapitular y aprender de los errores cometidos (que no han sido pocos), pero para nosotros, lectores variopintos, es un jarro de agua fría. Deal with it. 

Salu2! 

PD: Y menudo jaleo ahora con las series empezadas...buff, dan ganas hasta de vender los tomos.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Análisis DS: Solatorobo – The Red Hunter




Este verano he jugado a dos juegos de NDS que deben estar seguramente entre los mejores de la portátil de Nintendo (y la lista de buenos juegos de la portátil ya se me antoja muy vasta). Hoy os hablaré de uno, concretamente de Solatorobo – The Red Hunter. Es un juego de Cyberconnect2 (la gente esta que hace los Narutos de lucha) y la verdad es que les ha salido un buen juego al que si tuviéramos que ponerle un pero éste probablemente sería la repetición de mecánicas en las que cae. En todo lo demás es un señor juego. 

Solatorobo mezcla la aventura clásica de toda la vida con varios componentes de los RPG lo que lo convierte en otro giro de tuerca un tanto similar a lo que son los Layton pero con una libertad de movimientos total. Por ejemplo, nos desplazaremos a diversos escenarios y lugares y lo haremos de forma libre (no guiada). Incluso a la hora de luchar lo hacemos libremente, machando botones como si de un arcade se tratase y a la vez mejorando niveles, características y vitalidad. Y cuando me refiero a características me refiero básicamente a mejorar el modelo de mecha en el que vas subido la mayor parte del juego: el dahak. Ese será uno de los retos jugables de los varios que se proponen. Mejorar el dahak prácticamente será un obligación y el juego ya se encarga de que su evolución esté asegurada. Con el dinero que consigamos podremos comprar piezas y, en los diferentes escenarios, también encontraremos los cristales necesarios para desbloquear las ranuras del dahak. Fundamental disponer de un equipo equilibrado para los retos que se irán presentando. Los otros elementos destacables del juego son: 

Historia. Realmente muy entretenida y dividida en capítulos lo que ayuda a gestionar mejor todo el desarrollo y cede al jugador la iniciativa respecto a la velocidad a la que quiere jugarlo. Sin entrar en muchos detalles la historia cuenta como Red Savarin, cazador de profesión (o algo así) emprende una de sus misiones habituales de recuperación de objetos cuando se encuentra con un medallón especial. Este medallón estará ligado a una tal Elh que conoceremos en los primeros compases del juego y con la que se iniciará toda una historia de aventuras tremenda donde Red será más relevante de lo esperado. Junto a Red tenemos a su inseparable compañera Chocolat y a otros tantos personajes secundarios que harán mucho más disfrutable la aventura. Los diseños de los personajes son puramente anime y han apostado por animales atropomorfos que recuerdan un tanto a historietas de TMS (el Sherlock de Miyazaki) como a D´Ocon Films (Sylvan). La historia se puede ir perfectamente a las 20 horas (y a más si nos metemos con las misiones secundarias). 

 

Sidequests. Todas las que queráis. Las hay en todas las islas que visitaremos y las hay de diferentes tipos: búsquedas, ayudar a personajes, carreras y luchas y otras especiales y únicas. No es nada nuevo respecto a lo que pueden ofrecer otros juegos similares pero son muy recomendables para desconectar del ritmo de la historia principal (como decía al principio peca de algo repetitiva). Aunque se pueden evadir yo personalmente recomiendo jugarlas de vez en cuando porque aparte de las recompensas que se consiguen tenemos el rango de cazador, una barrita que deberíamos ir completando si de verdad queremos llegar lejos en este juego (y que permite acceso a otras misiones).

Técnicamente. El juego realmente es bastante correcto, e incluso diría que notable. Gráficamente va justito pero lo compensa con un diseño artístico de lo más acertado y musicalmente es bastante bueno aunque no tenga unas melodías para recordar. Pues nada, juego muy divertido, entrañable, ameno y que si os gustan las aventuras deberías de probar. Para mi uno de los grandes descubrimientos de esta consola que poco a poco va dando sus últimos coletazos. 

Salu2! 

PD: ¡Cambio de nombre al blog (aunque mantengo dirección) y nuevo diseño más sencillito y agil! Ale, pronto más!

domingo, 23 de septiembre de 2012

God Saves London 2012 (Parte 2)




LOS NUESTROS


(Con mucho retraso llega esta entrada debido a una avería de mi pc pero ya estamos por aquí otra vez.) Bastante satisfecho de nuestros deportistas. Cuando finalizó Pekín me entristeció pensar que algunos relevos generacionales nos iban a pasar factura pero la diversidad deportiva que atesora nuestro país hace que otros deportes tomen el relevo y dejen el pabellón alto. Es meritorio no, lo siguiente. España es un país cegado de fútbol, un país que tiene campeones europeos y del mundo en otras disciplinas y que sin embargo tiene la desfachatez de darles “coba” solo cada cuatro años. Es culpa del Estado, de la prensa y del público generalista. No se salva nadie. Somos lo peor al respecto. Y curiosamente le damos bola a un deporte rey que no ha sido capaz de meter ni un solo gol en el torneo olímpico. Todo un ejemplo. En cualquier caso, 17 medallas olímpicas para los nuestros (3 oros, 10 platas y 4 bronces) que nos deja como Atlanta y con datos similares a Pekín (18) o Atenas (19). Ocho cuartos puestos y muchos diplomas con los que el COE y el CSD deberían tomar buena nota con el objetivo de potenciar a todos estos deportistas que tan bien lo han hecho, que están en senda ganadora y que con apoyo lo mismo consiguen mejorar resultados. Los ignoraran de nuevo pero me gustaría pensar, que aunque haya recesión profunda, algo invertirán para Río 2016. 

 Por otro lado, han sido los Juegos de las chicas, claramente. Han dado una lección de poder y competitividad abrumadoras que invita a la reflexión. Otro punto en el orden del día para el CSD y el COE que no dudo también ignorarán. En cualquier caso, esta ha sido mi visión de los nuestros. 

Baloncesto 

Aunque han hecho un torneo olímpico muy regulero (esa derrota buscada contra Brasil y el sufrimiento vivido con Francia o Rusia) yo me vuelvo a quitar el sombrero ante la exhibición en la final contra EE.UU o mejor dicho, la NBA. En Pekín ya lo demostraron y aquí han vuelto a estar cerca de los gigantes, un partido increíble, una final soñada que de nuevo acaba en plata pero que deja un sabor dorado, que nos deja como referentes mundiales de este deporte y que es, junto a la sincronizada, una generación excepcional y única (que lo mismo se cargan ahora sin Tarrés). Para mí la selección masculina más relevante e importante en la historia deportiva española (incluyendo al fútbol). 

Piragüismo 

Los amo a todos. 3 medallas y tres cuartos puestos. A David Cal no hace falta presentarlo: rasca otra medalla y se convierte en el más laureado de la delegación española ever (y eso que le han quitado la prueba de los 500m); confirmación de Saúl Craviotto como crack y excelente la gente de Aguas Bravas (solo pilló medalla Maialen Chourraut pero el cuarto puesto de Elosegui y quinto de Hernanz saben a medalla). 

Natación 

MIREIA BELMONTE. Así en mayúsculas. SINCRONIZADA. También en mayúsculas. Algún día valoraremos en condiciones lo que hemos presenciado en Londres. A la pobre Mireia se le ha presionado lo que no hay en los escritos: ganaba cosas, en piscina corta era una diosa pero cuando llegaban las grandes citas se arrugaba y la prensa y público se le echaba encima (tiene huevos la cosa). Pero resulta que los que hablaban de eterna promesa se tuvieron que comer sus palabras ante el hito conseguido por la catalana que sumó dos medallas de plata. Vi en directo sus finales y fue espectacular. Espero y deseo que una vez se haya quitado esa losa y peso la chica pueda plantearse nuevos objetivos y ser más competitiva si cabe para estar en esas marcas o incluso mejorarlas. Lo de la sincronizada lo dije en Pekín y lo digo de nuevo: son un tesoro. Con el numero de federadas que hay y con el CAR de Barcelona como único centro competitivo en esa disciplina no dejan de sorprenderme con lo que consiguen en mundiales y Juegos. Es un espectáculo, señores y señoras. Nos gusta innovar y quizás no nos lo aprecian lo que deberían pero seguimos ahí por meritos. Estaría bien que le dieran un toquecito a Rusia porque da la impresión de que aunque lleven un churro de ejercicio les van a dar el oro igualmente. La innovación no está reñida con la técnica, señores jueces/as. EDIT: Y ahora sin Tarrés comienza la era del desasosiego, los egos y los cruces de declaraciones. Aún se cargarán lo conseguido… 

Vela 

No fallan nunca. Cuando no es una modalidad es otra. Tenemos a unos deportistas muy disciplinados y profesionales. Un país rodeado por agua tiene que tener grandes velistas y así ha sido. Este año no ha sido la 49er ni la Finn (y la tornado ni estaba) pero sí la clase Elliott y el windsurf, dos modalidades que en principio parece que desaparecen en Rio (tócate los huevos). Dos oros que realmente saben a gloria. Espectaculares Marina Alabau y las chicas del Elliot (gran final contra Australia, por cierto). 


Taewkondo

Pleno total. Imagino que si hay una disciplina que ha dejado el pabellón altísimo esa ha sido la del Taewkondo. 3 de 3 medallas posibles. Jon González, Brigitte Yagüe y Nicolás García hicieron los deberes con creces. Vi los combates y realmente somos muy competitivos. Y tampoco debería sorprender cuando te enteras que Jon era doble campeón mundial o que Yagüe también había sido campeona del mundo o de la preparación de Nico. Excepcionales. 

Waterpolo 

Las chicas, apabullantes. Los chicos, mala suerte. Las primeras han formado un equipo supercompetitivo y tampoco sorprende cuando te enteras que hay campeonas europeas junior. Ahora a consolidarse. Los chicos tuvieron mala suerte. Montenegro nos dio opciones pero no supimos aprovecharlas. Lastima. 

 Balonmano 

 Las chicas, apabullantes. Los chicos, horrible suerte. El bronce de las chicas contra Corea del Sur es desde ya el partido que más he sufrido este año de cualquier deporte. Madre mía, que tensión con las prorrogas. Un bronce que supo a oro. Y lo de los chicos fue un palazo, el peor final posible: un gol de Francia en el último segundo. No hay nada que recriminar y la suerte se decantó para los vecinos. De haber sido de otra manera lo mismo estaríamos hablando de medalla… 

Tenis 

Lo esperado. En dobles siempre metemos a una pareja pero este año no ha habido manera de rascar medalla y eso que David Ferrer y Feliciano López la tuvieron en sus manos. Sus dos partidos contra las parejas francesas fueron horribles y nos fuimos con diploma. Respecto al femenino sabía que íbamos a notar la falta de Ruano. De los individuales me sorprendió la derrota de Ferrer contra Nishikori pero fue un partido un poco raro (el cambio de pista fue el mayor LOL). Y sin Nadal los seguros no existen. 

Triatlón 

Tenía bastante claro que una de las medallas fijas sería la de Javier Gómez Noya. El superhombre no podía fallar después de la mala suerte de Pekín y consiguió su merecido metal. Solo los gemelos Brownlee le pusieron en aprietos pero si Javier estaba bien podíamos confiar. No olvidemos que Gomez Noya es referente internacional de este deporte y ejemplo de superación total. Enhorabuena. 

Lucha

Otro hito. Nunca habíamos tenido medalla en lucha hasta que apareció Maider Unda. Es un deporte que sigo sin entender como se puntúa pero viendo el combate hasta alguien inexperto como yo veía que el metal tenía que ser para Unda por tesón y fuerza. Grande Maider que además compaginaba sus entrenamientos con su trabajo diario. Todo un ejemplo. 

Resto 

Del resto conviene hacer reflexión, especialmente en atletismo. Ya lo han dicho algunos atletas y me uno a esas voces: Odriozola, lárgate ya y que entren nuevos aires a la Federación. No podemos encadenar dos JJ.OO sin rascar nada en atletismo. Algo está mal y nuevas gentes son la solución. Tampoco hemos encontrado relevo a Deferr en Gimnasia ni a Llaneras en ciclismo en pista. En otros deportes tampoco somos competitivos como en esgrima, tenis de mesa, tiro con arco y Judo y mucho menos en bádminton o remo. En alguna modalidad de tiro estuvimos en finales y en salto no hay relevo para Javier Illana. Tendremos que seguir intentándolo, como han estado haciéndolo las chicas de la gimnasia artística que han escalado posiciones en los rankings internacionales. Para Rio de Janeiro habrá que hacer desde las instituciones un buen análisis pormenorizado y trabajar para mejorar. El COE lo que no puede hacer es sacar pecho con las 17 medallas (lo hizo). El objetivo es superar Barcelona, y Londres ha estado cerca con esos 8 cuartos puestos (17+8 hubiera sido histórico). Ya veremos. 

Salu2! 

PD: Videojuegos y cosas varias en preparación!!

domingo, 2 de septiembre de 2012

God Save London 2012 (Parte 1)



El periodo estival ha retrasado esta entrada pero no va a evitar que resuma impresiones y diga bien alto que: No hay evento deportivo en este planeta capaz de igualar lo que se vive en unos Juegos Olímpicos. No hay nada que supere a este monstruo del espectáculo y que sea capaz de reunir a tanta megaestrella del deporte y tanta diversión. Son las dos mejores semanas para el deporte mundial, la cita imprescindible que no defrauda y que el único pero que tiene es que se produzcan cada cuatro años. Y si Pekín ya me pareció un espectáculo brutal Londres no se ha quedado atrás. Como dijo Sebastián Coe en la clausura: “lo hemos hecho bien”. Y la verdad es que sí: Instalaciones espectaculares, potentes escenografías para las ceremonias de apertura y clausura (un homenaje rotundo a lo “british”), setenta mil voluntarios y grandes momentos para el recuerdo como ese “aperturismo” de algunos países o la activa participación de mujeres. Deportivamente también han sido una maravilla con sus records, con sus estrellas y con sus sorpresas. God save Olympic Games.


1. Natación. La primera semana fue de infarto en las aguas. Phelps, Lochte, Sun, Agnel, Park, Le Clos, Cavic, Biederman, Cielo, Cseh…etc. Siempre está bien ver a los mejores del mundo batirse en el agua y más tras la era del poliuretano que dejó dudas en Pekín con aquellos records de infarto. Pues bien, se han batido unos cuantos y hemos visto pruebas de una intensidad brutal como aquel oro de Francia en relevos, la aparición de nuevas figuras (me quedo con Agnel y Sun) o la confirmación de que Phelps es una extraterrestre con esas 22 medallas totales (18 de oro). Con respecto a las chicas me quedo con EE.UU y China. Realmente impresionante el nivel que han alcanzado y no parece que vayan a dejar a Europa ningún trono dorado en próximas citas mundiales. Vollmer, Schmidt, Franklin, Soni o Ledecki hacen de EE.UU una bestia total. Ojito también a la china S.Ye con ese record brutal o a la lituana Ruta Meilutyte. El adiós de Michael Phelps abre ahora una nueva etapa pero el de Baltimore será recordado siempre. Una leyenda del deporte sin duda (y a ver si hay algún loco que quiera superar sus números).


2. Atletismo. Grandes nombres también y espectáculo para la historia. Quizá el de Farah en 5.000 y 10.000 metros fuera el más emocional al igual que el oro de Rudisha en los 800 metros con record del mundo. Pero claro, el espectáculo total lo brindó la bestia jamaicana Bolt con los 100 y los 200 metros y el relevo de los 100m. Usain tenía quizás las finales más competidas de los últimos tiempos ya que gentes como Blake, Gay o Gatlin venían con marcazas y Usaín tendría que estar muy fino para llevárselo. Pues bien, el jamaicano no falló y volvió a liarla ganando ambas pruebas aunque sin batir records en esta ocasión, cosa que veo difícil a no ser que evolucione el ser humano (aunque siempre parezca que Usain se frene en los últimos metros, yo sigo pensando que si no lo batió en Londres, que era la cita, es que no pudo). El resto más o menos lo esperado, incluyendo los oros de las jamaicanas velocistas o el bronce de Isinbaeva en salto con pértiga. Megaépico lo de Pistorius. 

3. Y por ultimo no quería olvidar esos otros deportes que también ha habido gran espectáculo como por ejemplo el ciclismo en pista donde los británicos son potencia mundial. Espectacular lo de Sir Chris Hoy. China perfecta en sus deportes individuales y estrella (ha rascado 38 oros, casi nada). Los saltos dominados por los americanos, chinos y británicos (Tom Daley sufrió pero se llevó el bronce); sorprendente el oro de Alemania en Hockey masculino que han dejado a los holandeses a las puertas (en femenino sí ganaron); dominadores absolutos del esgrima claramente Europa y Asia; curioso el oro de México a Brasil en futbol y sorprendente siempre el nivelazo tanto en gimnasia artística como la rítmica (a pesar de las reclamaciones que hubo entre deportistas).

¿Algo a comentar que os molara más allá de la actuación de los españoles? ¡Contadme! 

Salu2! 

PD: ¡Mañana los españoles!

viernes, 10 de agosto de 2012

Críticas cinéfilas (LXXX): Los Vengadores (Avengers)


Director: Joss Whedon
Año: 2012
NOTA: 8

Es una de las experiencias cinematográficas del año. No creo que haya que darle demasiadas vueltas. Los Vengadores es, con diferencia, una de las mejores películas de superhéroes que el cine haya podido producir, y lo es porque por fin se han tomado un poco en serio esto de mezclar espectacularidad con una historia que no resulte especialmente cansina. Es cine palomitero, el blockbuster anual que realmente tampoco es el parangón de la innovación pero sí es lo que el género necesitaba para salir un poco del bache en que se estaba metiendo peligrosamente la Marvel. Y por supuesto les ha venido bien alguien con ganas, que conoce bien esto de los comics y que sabe como pocos que puede buscar el espectador: Joss Whedon.
 
En su día fui de los reacios a semejante proyecto porque la dificultad que entrañaba era total. Los crossover suelen ser casi el estándar de lo difícil, complicados de tejer y un infierno desarrollar: historias paralelas, relaciones, protagonismos, eventos, compensaciones, fidelidad…etc. Terrorífico. Aglutinar todo un arsenal de historias que supone los Vengadores era una locura. Aquí entra en juego la estrategia comercial de la Marvel de ir presentando con películas previas a cada uno de los personajes que participan en esta superproducción y aunque, como digo, fue toda una estrategia sacacuartos de primer nivel lo cierto es que ha beneficiado a Los Vengadores. El principal beneficio ha sido el de evitarse presentaciones, las cuales hubieran sido una gran lastre para esta película, y aún así, aun se pierden algunos minutos para situar al espectador. El otro ha sido optar por referentes conocidos como el hecho de escoger a Loki de villano (otra vez). Aunque no le hubiera hecho ascos a algo más novedoso también resulta innegable que compactar algunas de las tramas de las diversas películas enlace dota al conjunto de mayor integridad. Y eso dejando claro que yo hubiera preferido alternativa a Loki. A partir de ahí todo lo demás ya viene rodado.

Acción trepidante y espectacular acompasada con ritmos frenéticos. Sabiduría en el manejo de los personajes dotándoles de personalidad. Gags memorables que potencian el carisma y suavizan los pasajes de acción. Y técnicamente todo un festín visual que llega a apabullar. No me ha sorprendido nada el excelente manejo de los protagonismos y el control de los tiempos. Whedon es un mago al respecto. Sabía que tenía que lidiar con varios personajes y muchos egos repartidos y ha sabido que todos los superhéroes tengan sus momentos y sus minutos de gloria. No esperaba menos del creador de Buffy o Firefly. 

Como he indicado antes el punto más flojo quizás haya sido su guión aunque entendidos en la materia confirman que ha sido una buena adaptación (yo aquí no opino porque no conozco mucho al respecto). Lo que sí he visto es que el guión está compensado y se desarrolla con coherencia aunque nunca llega a ser el verdadero motor de la película ni el mejor exponente a resaltar. Lo que sí resalta y mucho son los actores que simplemente están en su sitio y consiguen dar juego y generar una química. Dirigiendo un poco todo esto tenemos a Robert Downey Jr. que se enfunda en el traje de Iron Man y reparte carisma con su ya habitual labia y a Samuel L. Jackson (Nick Furia) como director de orquesta de este grupo de superhombres (y supermujer) que tiene que unir fuerzas para salvar al mundo. Especialmente sorprendido con el protagonismo de Hulk (Ruffalo está genial) o con la química de Renner y Johansson, que cooperan eficientemente con ese grupo de superbestias sobrehumanas (es curiosa las diferencias de poder que hay en el grupo). Vuelve Hiddleston como villano y cumple (sin alardes, vaya).
 
En fin, conceptualmente muy alejada al Batman de Nolan e incluso no superior a los mutantes de la primera generación pero sí la película más divertida y entretenida con superhéroes de por medio. El circo Whedon ha llegado y parece que para quedarse (confirmada la secuela con él como director y guionista).

Salu2!

PD: ¡Vacaciones! ¡Volveré con los JJ.OO!

martes, 31 de julio de 2012

Sherlock, brillantez elemental



Debe ser muy frustrante para el resto de series y producciones que comience el año con A Scandal in Belgravia. Muy frustrante. Lo digo básicamente porque para mí es y ha sido lo mejor que he visto este año y salvo que Breaking Bad o alguna otra lo remedie así seguirá siendo. La versión actualizada y “moderna” del Sherlock Holmes de Steven Moffat y Mark Gatiss es un regalito esplendido que con sus dos temporadas de tres capítulos cada una se consolida como una de las ficciones más potentes del panorama británico y también del internacional (en EE.UU les ha faltado tiempo para sacar la copia). Es difícil explicar qué hace tan especial esta versión de Sherlock Holmes pero se podría concretar en tres elementos: 

1. Amor por los textos originales. Por diferente que sean los envoltorios la esencia permanece. Está lleno de detalles para los seguidores de las historias del detective. 

2. Personajes. La palabra es química. Aunque Benedict Cumberbatch y Martin Freeman sean los protagonistas indiscutibles y su conexión Holmes-Watson se consume en una complicidad estratosférica la realidad es que el resto de personajes secundarios no se quedan atrás. Mrs. Hudson, el agente Lestrade, la buena de Molly o la presencia de Mycroft Holmes (interpretado por el propio Gatiss) hacen que todo funcione mucho mejor y difumine algo el demasiado protagonismo de la pareja principal. Luego tenemos a los “enemigos”, personajes de paso que pueden acaparar toda la atención en un solo capitulo (o varios). Es el caso especial de Irene Adler o Jim Moriarty, personajes del universo de Conan Doyle que aparecen, como el resto, muy bien adaptados a esta versión moderna (Lara Pulver es LA Irene Adler). El caso de Moriarty es desde luego más discutible. La versión interpretada por Andrew Scott es un rato especial. Se le presuponen los valores pero es evidente que han apostado por una versión un poco Joker del doctor. En cualquier caso se disfruta bastante de su presencia. 

3. Formato. Tres capítulos por temporada con una duración cada uno de hora y media resulta la mejor de las opciones posibles. La idea de que cada capítulo sea una pseudo-película es acertada por varios motivos. El primero de ellos es evitar que las adaptaciones se alarguen más de la cuenta, y el segundo que siempre es mejor contar el caso de manera compacta que en partes, al menos en Sherlock esto me parece indiscutible. Eso no impide, por supuesto, que se vaya tejiendo lo que parece una trama principal sucesión de los múltiples casos previos a modo de puzzle, y que viendo que Moffat es director de orquesta tampoco debería sorprender. Sin embargo, si hay un pero aunque probablemente no tenga nada que ver con el formato: la calidad irregular de los casos. Yo lo achaco a los cambios de director aunque también a la calidad de los primeros capítulos de inicio. Si empiezas con “A study in Pink” o “A Scandal in Belgravia”, que tranquilamente son lo mejor de la serie, es inevitable que el resto sucumba. Eso no quiere decir que sean malos sino menos buenos. 

En fin, miniserie que tras sus dos temporadas ya se ha convertido en una fija y que sigue sin fecha concreta para el estreno de la tercera lo cual me indigna. BBC, confirmad fecha! 

Salu2! 

PD: Umm, efectivamente habrá entrada de London 2012. Se están viendo megatones.

miércoles, 18 de julio de 2012

Editorial Blues (8)

1. Situación caótica del país. Cada vez este país huele más a cadáver. La clase política nos escupe y nos traslada el pago de los saqueos abominables a los ciudadanos. Y en vez de recortar las cosas inútiles que se comen los presupuestos (Senado, Iglesia, Defensa, Diputaciones, Altos cargos, nombramientos de libre designación, fundaciones, Fraudes fiscales…) nos ahogan a nosotros con impuestos y degradan los servicios públicos.  Asco total.

2. Nuevas caras de la tercera temporada de Juego de Tronos.



Aquí vienen recogidos más datos y más personajes ya confirmados del cast de la futura adaptación de Tormenta de Espadas. Tengo que decir que me gustan bastante y creo que van a dar mucho de sí aunque con Missandei se les haya ido un poco mucho la mano. Ahora solo falta que confirmen a Mance, Val, Daario Naharis y varios más. Respecto a Oberyn intuyo que lo dejaran para la siguiente temporada. Por cierto, estreno de la tercera temporada: 31/03/2013. Great! 

3. Satoru Iwata, el presi de Nintendo, dice ahora que las 3D no serán un objetivo prioritario para la compañía. Sí que se han desaminado pronto. Por otro lado siguen negando que haga falta un segundo stick en 3DS y que no entra en sus planes y defienden que la inclusión del citado stick haría más grande la consola (sí, pero luego meten el megazord controller pro xD). El debate se ha generado, lógicamente, con la salida de la 3DS XL. Noticias tampoco halagüeñas respecto a Wii U. Varias third party avisan que Wii U solo tiene mejor GPU que las actuales mientras que la CPU podría ser igual y que el mando chupa bastantes recursos. Mucho escepticismo ante la nueva sobremesa y faltan ya unos cinco meses. 

4. Cine. IVA del 8 a 21%. Incentivando la cultura. ¿Qué visitas serán obligadas? ¿Batman y El Hobbit? 




5. MANGA. One Piece. Muy increscendo toda la trama de Punk Hazard. La que parecía una trama de las breves parece que ahora puede tener espectadores de lujo y generar megatones y giros varios. Caesar se reivindica y pone en jaque a la banda pero los frentes y enemigos son varios. Naruto. Orochimaru ha vuelto. Sí, amigos y amigas. Se lo cargan, lo sellan y siempre vuelve. Esta vez lo han sacado del sello maldito de Anko by the face y se va con Sasucristo para conocer la “historia”. Presiento un deus ex machina. Ojalá no. Por otro lado Nauto se las ve con Tobi y el Gedo Mazou. Bleach. Los Quincys siguen su juerga particular en la Sociedad de Almas y Kirge ha encerrado a Ichigo. Pero no pasa nada. Alguien ha “matado” a Kirge y ha owneado a Urahara (lleva dos owneds en dos capítulos…inaudito para alguien tan cool). ¿Apuestas por ese alguien? Pues me decanto por Grimmjow (Titetroll dijo que volvería). Y en esa línea de descredito de personajes cools tenemos a Byakuya owneado totalmente (no está mal). Fairy Tail. Ehhh… sigue el torneo. Parece que va a pasar algo gordo pero de momento no se materializa. Pero bueno, Mashima nos sigue dando culos, tetas y posados (el último capítulo es de lo más fanservice visto ever). La paliza a Lucy ha sido total. ¿La curará el amor de sus compañeros?.Claymore. Nada reseñable, chachara y mucha transición. Beelzebub. Furuichi > el resto. Desde ya uno de los mejores momentos del año cuando consigue dos kilos en una apuesta de luchas, articula pose de tío cool y dice que los donará xDDD Del resto ando poniéndome al día. Pronto meteré alguna serie nueva que ya va tocando (siempre hablando de las mismas, coñe). 

6. Comic Con 2012. A ver, mucha serie, mucha película, mucho poster, mucho videojuego, mucho comic y mucho avance pero lo más épico queda recogido en este video: Panel del Décimo Aniversario de Firefly. Pasan los años (una década, de hecho) y aún sigo pensando que era la serie sci-fi con más potencial de la historia. No están reunidos todos los que fueron (una pena) pero se vuelve a respirar esa magia de aquellos capítulos, de Serenity, de todo. Se les ve emocionados: a Joss Whedon le sigue quedando la espinita clavada (a ver si ahora que se ha forrado con Los Vengadores produce algo relacionado…) y el casting tres cuartos de lo mismo (Nathan Fillon ya directamente no se corta y dice que Mal Reynolds ha sido el mejor personaje de los que ha interpretado). En fin, simplemente emocionante. El fenómeno sigue vivo. Gracias por estarlo. 

Salu2! 

PD: Por cierto, Avengers y Sherlock próximamente.

domingo, 8 de julio de 2012

Mientras tanto, en Londres…



…el rey del tenis vuelve por sus fueros y consigue hoy su séptimo Wimbledon (y su decimoséptimo Gran Slam y recupera el número 1 del mundo). Con éste iguala a los conseguidos por Pete Sampras y William Renshaw y escribe su nombre de nuevo en la historia de la hierba londinense. Se me acaban los calificativos grandilocuentes para Roger Federer aunque en la crónica de Juan José Mateo (El País.com) he visto uno que me ha gustado bastante: eterno. Roger Federer ya debería ser, si no lo es ya, una especie de patrimonio deportivo de la humanidad. Con él ya no importan las banderas o los colores, importa el tenis, sus exhibiciones majestuosas y el tecnicismo deportivo llevado a la máxima expresión. Y tiene casi 31 años. Y no se descuelga, sigue erre que erre peleando por los títulos y con hambre para superarse siempre un poco más. Admirable es poco para el mejor de todos los tiempos. 

El suizo gana su 17º grande por un resultado de 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4 ante Andy Murray, el héroe local, el que debía hacer frente a la historia y que sin embargo ha vuelto a sucumbir ante ella. El partido ha sido un poco errático. Muy dinámico por momentos con grandes golpes de lado a lado de la pista con otros plagados de errores no forzados causados por el nerviosismo y las características de juego de ambos jugadores. El servicio espectacular por ambos lados.

Y nada, con semejante escenario llegan los JJ.OO de Londres. Roger ansía el oro olímpico individual (el de dobles lo consiguió en Pekin 2008) y dado el grado de confianza que atesora ahora mismo es perfectamente capaz de conseguirlo. ¡Vaya espectáculo nos espera! 

Salu2!

sábado, 7 de julio de 2012

Game of Thrones - Segunda Temporada



Ya estaba tardando demasiado en hacer una reseña sobre la segunda temporada de Juego de Tronos. A diferencia del año pasado, esta vez he optado por sintetizar todo en una entrada, porque al final me hubiera acabado repitiendo más de la cuenta dado que mis opiniones respecto a la adaptación se han mantenido bastante inalteradas durante toda la temporada. Vamos allá.

 ¡¡OJO, SPOILERS POR TODOS LOS LADOS!! 

Choque de Reyes, segundo libro de la saga literaria “Canción de Hielo y Fuego” resulta todo un ejemplo de lo que es una buena transición. Incapaz por naturaleza de superar a su predecesor en molonidad, Martin optó por rebajar la intensidad y volverse algo más analítico y situacional y dar un pequeño respiro a los lectores. Eso no lo convierte en un mal libro ni mucho menos pues entre presentaciones de personajes, lugares y acontecimientos varios (muchos de gran importancia dentro de la historia) resulta fundamental para la narración y toda una presentación de lujo para esa salvajada hypeante que es Tormenta de Espadas.
 Lógicamente, a la adaptación le cuesta mantener el tipo y creo que todos (o casi todos) coincidiremos en que es algo inferior a la primera temporada lo cual frustra bastante teniendo tanto potencial como tiene. El problema principal es evidente: los colegas D.B Weiss y David Benioff ya comienzan a sufrir el conocido efecto de “esto nos queda grande”. Como se han comido algunas críticas y no precisamente de lectores quisquillosos ya se han puesto a la defensiva con las ya recurrentes versiones del “esto es una adaptación”, “no tenemos porqué seguir el mismo patrón”, “la fidelidad al libro es directamente imposible”…bla, bla, bla. 

Con esto vengo a decir que el principal lastre de la segunda temporada es precisamente las libertades que se han tomado guionistas y directores con la historia provocando inquietud sobre el devenir de la misma y una razonable pérdida de calidad. Y lo peor es que Martin lo permita. Si se diera el caso de que son cambios pensados para mejorar cosas los firmaba ya, pero no, son cambios raros, inventadas y rellenos que sabe R´hllor a donde nos llevarán. Si los libros gustan, coge lo mejor de ellos en la adaptación y multiplícalo por diez y no por 0,5 como han hecho. Si me dijeras que es imposible de adaptar podría llegar a entenderlo pero, ¿Choque de Reyes? ¡Si es el libro más manejable de la saga para realizar una adaptación fantástica! ¿Significa eso que Tormenta de Espadas va a ser el despiporre definitivo viendo los precedentes? En fin, no nos amarguemos, que la temporada no ha sido mala ni mucho menos. Os voy a dividir en tres subgrupos mis impresiones: 

GENIAL 

1. Apartado técnico y artístico. Es una serie y se nota que no cuentan con presupuestos tan elevados como los de una superproducción cinematográfica. No obstante, esos huargos y dragones digitales, el “hijo” de Melissandre, el Otro viejuno, las maquetazas, la música o el vestuario cumplen muy bien. Aunque las localizaciones puedan pecar de repetitivas se perdonan. 

2. Peter Dinklage y Maisie Williams. Al igual que ocurre en el libro sus personajes son lo mejorcito de la temporada con diferencia. Y los actores comodísimos en sus respectivos roles. Mención especial a Charles Dance (Tywin) y Conleth Hill (Varys) que convencen y mucho. 

3. El noveno capítulo, el Aguasnegras. Era una batalla compleja de trazar y salió un capitulo potente. Se han dejado por el camino toda la interesante revuelta naval pero a grandes rasgos cuenta lo que debe de contar. Hay un par de diálogos memorables y técnicamente es bastante bruto. Hasta lo inventando es perdonable. Y el fuego valyrio no solo sedujo al piromante Hallyne. 

NORMAL/FLOJO 

1. Harrenhal. En el libro me encantó todo lo que ahí se vivió (y falta por vivir) pero en la serie no se disfruta ni de lejos con la misma intensidad (lo que os decía de multiplicar lo bueno por diez siempre que puedas). En cualquier caso, el 2x05 me parece de largo el mejor episodio de la temporada (¡Valar Morghulis!). Y gracia me hace como se cargan personajes que no mueren todavía (El Cosquillas tiene sus momentos en Tormenta, respeten al Cosquillas! xD) 

2. Robb y Catelyn. Aguantan el tirón que no es poco pero no se ha hecho demasiado hincapié en toda la trama de Aguasdulces. Para la tercera ya nos han prometido a Edmure y al Pez Negro pero me temo que lleguen tarde. En cualquier caso me preocupa más lo de Jeyne Westerling y Roose Bolton. La primera aparece reconvertida en un nuevo personaje (Oona Chaplin, adorémosla ya) y el otro ha aparecido cinco minutos en toda la temporada. Why? Ah sí, que no tenemos tiempo para todos… 

3. Rocadragón vs Altojardín. Esperaba más de tan esperado encuentro entre los hermanos Baratheon pero no cabe duda que las cosas no son para estar disgustado. ¿Lo mejor? Brienne y Davos (y Melissandre juju). También he visto algo precipitado los movimientos de Meñique y toda la parafernalia con los Tyrell. Tienen tiempo de sobra en la tercera temporada para ello. ¡Eso sí, un par de planos de Natalie Dormer no me los quite por favor! 

4. Nosotros no sembramos. Me parece que se ha descuidado en exceso el papel de las Islas del Hierro y los eventos contra el Norte. De acuerdo, han aparecido personajes relevantes como Asha y Balon pero todo el papel de Theon por Invernalia es tan mejorable todo…y el final es hasta ridículo. Sin el momento Hediondo no hay gloria. Menos mal que el Maestre Luwin sube el nivel con esa gran escena en el arciano. Grande Donald Sumpter. 

5. Los pobres Stark. La historia de Bran se difumina algo en Choque de Reyes pero eso no quita que no sea de las más prometedoras. Han dejado fuera a los Reed hasta la tercera temporada, decisión que no tiene sentido pero eh, unos minutitos de Joffrey amenazando a prostitutas con una ballesta hace mucha más falta (hay que enseñar carne x2). De momento Osha va ejercer un poco de líder en ese grupo. No me parece mal, Natalia Tena me está gustando mucho (y su forma de rotar su cuello también xD). 

 HORRIBLE 

1. Ross. Personaje inventado que ha chupado sus buenos minutos y no sirve para nada. La HBO tiene tiempo para enseñar culos, tetas y a Meñique limpiando semen con un pañuelo pero si les preguntas por los Reed o Ramsay te dicen que eres un friki! 

2. Qarth. ¿Pero que han hecho ahí? Todo lo que le ocurre a Dany en Choque de Reyes es bastante relleno hasta que llega a Qarth e incluso en la misma ciudad no ocurre gran cosa hasta La Casa de los Eternos pero repito: ¿qué han hecho ahí? Lo que ocurre en la Casa de los Eternos es uno de los grandes eventos de la saga, una sucesión de visiones bastante prometedoras y algunas incluso reveladoras, que como no podía ser de otra manera, han eliminado del mapa. Una escena con Drogo y calcinar a Pyat Pree (comorr?) es insuficiente a todas luces. Incomprensible y chapucero. 

3. El Muro. Tampoco esperaba demasiado de la Guardia de la Noche en este libro porque realmente lo bueno vendrá en la siguiente temporada pero realmente lo mejor fue el encontronazo en la primera parte con Craster. A partir de ahí todo queda reducido a relleno bastante aburrido. Ygritte salva los muebles un poco con su labia particular pero ni la llegada al Puño de los Primeros Hombres ni la presentación del gran Qhorin Mediamano mejora las cosas demasiado. Es más, vaya desastre de planificación la manera de llevar todo lo de Qhorin (parece otra cosa bien diferente a lo que ocurre en realidad). 

4. Las teletransportaciones de Meñique. Pongan carteles situacionales o haga un pequeño seguimiento a Meñique, por favor, que por momentos el tío parece que se teletransportaba… 

5. El prologo de Tormenta de Espadas. Sinceramente deseaba que no lo metieran en esta temporada pero el reclamo era demasiado tentador. Por suerte lo visto solo es una parte y espero que remonte algo porque este avance dejando a Sam ante esa oleada de espectros y Otros es un escándalo. A ver cómo me explican que sobreviva a eso y escape de ahí…y lo peor es que ya intuyo por donde irán los tiros. En cualquier caso la maravilla de prologo de Tormenta de Espadas con Chett como narrador queda substituido por el Otro viejales pegando grititos dirigiendo la horda de espectros contra el Puño. 

En fin, como veis, impresiones para todos los gustos y colores. Elementos muy positivos se conjugan con otros bastante negativos y entre ellos la serie consigue desarrollarse de manera que se entiendan todos y cada unos de los frentes abiertos. Esa es mi tranquilidad, por el momento. Sin embargo, espero que con la adaptación de Tormenta de Espadas (previsto en dos temporadas por la HBO) no se cometan tantos errores de planificación porque al final le haces un flaco favor a la historia y acabas tergiversando y mandando mensajes diferentes a los que manda la obra literaria. Les vigilaremos con lupa. 

Salu2! 

PD: Ya hay segunda parte. Breast Interlude xDDDDDDDDDD