viernes, 22 de febrero de 2008

El declive de Naruto (1)


A veces tiendo al derrotismo con mucha facilidad pero creo que en el tema que ahora mismo expongo sí está enormemente justificado. Me voy a limitar simplemente a dar una opinión subjetiva sobre la que creo es una de las mayores decepciones del shonen que he tenido la oportunidad de presenciar. Hablo del manga “Naruto”, la mediática serie de Masashi Kishimoto. OJO SPOILERS


La vengo siguiendo a ritmo japonés semanalmente desde el tomo 9 y ya son unos cuantos años viendo las andanzas del ninja de Konoha que tiene entre sus máximas aspiraciones ser hokage de su villa. Alguno me acusará por esta crítica pero a día de hoy (tomo 41 en Japón) y capitulo 390 recién leído no veo forma posible de mejorar mi opinión. Lo podríamos resumir en una frase -“Esta serie no es la que me vendieron al principio”-. La historia de Naruto, más allá de su comercialidad y de su mala fama entre algunos sectores del fandom, tenía muchos elementos de calidad que la convertían en un referente de su género y el atractivo que suponía una historia de ninjas reenfocado al estilo shonen abría interesantes opciones.



Kishimoto optó por diferenciar su serie en dos partes con un salto temporal en la trama de dos años y medio. La primera parte recogida en 28 tomos y la segunda lleva (de momento) 13. Mi idea es que la serie finalizará en el 52 donde la serie alcanzará su décimo aniversario y no parece nada descabellado viendo el ritmo que llevan los acontecimientos. Dicho todo esto, he aquí mis impresiones sobre una segunda parte más que decepcionante.



Para comenzar, si esta segunda parte debía caracterizarse por un auge en los contenidos muy superior al de la primera parte, desde luego Kishimoto no lo ha conseguido. Historias necesarias como las de Zabuza como enlace entresagas no se ha visto ninguna; la fuerza de la saga Chuunin no se ha visto ni por asomo en esta segunda parte; combates cargados de emociones como el de Sarutobi vs Orochimaru solo hemos visto uno y medio (y según se mire); se ha sustituido gran parte de la estrategia en los combates por incoherencias y escalas de poder mal llevadas; las expectativas sobre Akatsuki pisoteadas sin el más mínimo pudor; personajes secundarios inutilizados; protagonista olvidado y lo peor, una historia tan irregular que da la sensación que no existe ni una mínima planificación previa. Lo que era una historia con amplias posibilidades sobre un mundo ninja con mapa diseñado por el mismo autor ha acabado siendo una mera excusa para destacar como eje central una rivalidad entre un protagonista (Naruto) y un co-protagonista (Sasuke), aunque ya dudo si esos roles están bien definidos.



No hay duda que Kishimoto tiene una gran capacidad para desarrollar expectativas. Sabe muy bien como venderte una historia y lo hace con relativa facilidad pero de la misma manera que es capaz de eso, también es capaz de deshacerlas en 2 capítulos. ¿Ejemplos? La misma Akatsuki (genios de Rango S que se olvidaron su genialidad en casa y algunos con una falta de carisma importante para ser enemigos finales), la propia saga de Sai-Raíz donde se respiraba posible conflicto interno en Konoha y acabó en un bluff terrible, la saga de los Zombie Bros (Hidan y Kakuzu) lo más destacable quizás aunque con un final un tanto discutible. Todo lo posterior ha sido inclasificable y no entraré a discutir (ya lo haré en una próxima entrada) sobre lo ocurrido con Orochimaru o Kabuto, lo de Hebi, lideres que no son líderes o el creciente protagonismo Uchiha, el cual ya considero desmedido y poco proporcionado a la realidad de la historia. Para cerrar este post critico, dejar unas palabras de Kishimoto de la última Jump Festa sobre el protagonista de su historia…



*E: “¿Y Naruto?”

*Kishi: “Naruto tendrá que esperar”


¡No hace falta decir nada más!


Salu2!


PD: Lo peor es que sigue copando los top-10 de ventas cuando sale un tomo.


PD2: Próxima rajada: Bleach


PD3: ¡Se dice que HP 7 ha volado y tal…!

12 comentarios:

eter dijo...

Bastante bien explicado, aunque todas las palabras son pocas para explicar la caída de este -en su día- prometedor manga.
Particularmente lo resumo con la sencilla doctrina de que, en ninguna historia, la presentación puede ser más larga que el desenlace.

En Naruto pasa eso. Tenemos un buen principio en el que entreveemos todo un mundo de ninjas, pero al final solo esta Konoha (ya era todo un éxito que existiese la villa de la arena, pero Kishimoto pronto se deshizo de ella cuando no tenía vínculos con los Uchiha). En esta segunda parte debería haber presentado otras aldeas, incluyendo a los bijuus de estas y usando como hilos narradores a Jiraiya, Sasuke (supongamos que Orochimaru no se estuviera quieto siempre)o algún otro ninja. Pero... no. Todo se basa en Naruto. Los secundarios no sirven para nada, pero lo peor es que no son necesarios pues enemigos tan terribles a priori como los akatsuki han resultado poco más que unos mierdecillas.
Y luego esta Sasuke y la obsesión de que todo, absolutamente todo, gira en torno al Sharingan.
Muy decepcionante esta serie.

Xesu dijo...

Exacto eter. Para esta segunda parte el pretexto de los bijuu habría sido perfecto para explotar el mundo ninja que el propio autor diseñó y hubiera servido para ver a los ninja de Konoha. Eso lo juntas con las andanzas de Orochi y de Akatsuki y hubieramos tenido algo decente. Al final lo que tenemos han sido misiones donde Naruto busca a Sasuke(pa variar) y luego todo lo demás. Comenzó bien con lo de Gaara pero ahí se acabó. De hecho Hidan y Kakuzu recuperaron un poco el tono de la serie pero fue, lamentablemente, breve.

Con 41 tomos en el mercado y tal y como está la cosa, es preferible que la vaya cerrando cuanto antes.

Jeparla dijo...

Bfffffffffff,... Los 16 primeros tomos molan. Luego... luego... bueno, yo voy a ritmo Glenat, pero no se... ya no me espero nada de nada.

Montse Akane dijo...

Yo sólo llegue a ver cincuenta y pico capítulos como mucho y ya me acabé cansando... como para haber visto y leido tanto... ^_^U

Mikel dijo...

Vaya como está el patio jeje, y eso que ya solo los Akatsuki bien que prometían, entre otras cosas que comentais, desde luego una lástima, y a veces la Shonen Jump y los propios autores deberian pensar bien en la duración de las series, que al final pasa lo que pasa, y Dragon Ball estuvo entre ellas. A esto hay que sumar ese cambiod de roles que me has comentado, Sasuke ahora como protagonista, tanto que en Vandal llaman así a la serie ahora o_O, fanservice puro y duro en el que ha caido Kishimoto. En fin, me quedé en la parte Gaara, supongo que de las mejores partes de Akatsuki, y veo que no merece la pena ver mucho más.

PD: no te extrañe

Raistlin dijo...

Hace como 8-10 tomos que la abandoné por aburrida, y eso después de darle un tiempo de margen...

Las razones ya las habéis expuesto estupendamente, coincido con ellas.

Una serie muy decepcionante. Y espero tu post-rajada de Bleach, que en mi opinión está siendo otra decepción xD

María dijo...

Uff, yo Naruto es que no la aguanto, los dibujos son super feos xD
Y Bleach al principio era la crema, pero desde el relleno.. paso de verla.

Xesu dijo...

Es que Naruto sufre de "creo expectativas y no las cumplo". Es decepcionante ver como todo lo creado no ha servido para otra cosa que para centrarse (y recrearse) en una relación Naruto-Sasuke que a priori sabíamos que sería un elemento importante pero no tan crucial ni decisivo. Ahora todo lo demás es, por desgracia, superfluo.

Maria, el anime aun es peor xDDD Entre rellenos y lentitud acaban saliendo bacalás xDD Por suerte sus OST son decentes...

Y sí, Bleach será la proxima rajada por lo mismo.

allalabeth-san dijo...

Gracias. Un amigo me dijo que leyese tu entrada y no puedo menos que darte las gracias por todo lo que dices y por cómo lo dices.

No puedo decir que haga tanto como tú que sigo la serie (un año a lo sumo) porque el anime no era capaz de engancharme. Cuando me dijeron que viese el capítulo 101 me pico la curiosidad y empecé con el manga. Y me leí todo lo que había publicado por aquel entonces de un tirón. La diferencia entre lo que prometía y lo que en realidad era fue mucho mayor de esa forma. Y me costaba creer que algo tan bueno como lo que se intuía en la saga de Zabuza (¡Oh Zabuza y Haku) se hubiese convertido en la saga de Hebi.

Yo era de los Uchiha. Bueno, Sasuke me parecía muy interesante en la primera parte e Itachi era Dios. Sigo creyendo que si Kishimoto supiese un poco como manejar a sus propios personajes (y nadie me quitará de la cabeza que odia a todos excepto a Sasuke tanto como Rowling a los Slytherin ¬¬) a estas alturas podríamos disfrutar de una serie maravillosa. Por no mencionar que todos aquellos interesantes y carismáticos han muerto desde que empezó la segunda parte.

No sé, en realidad el comentario está siendo absurdo, pero de verdad que quería darte las gracias por expresar tan bien lo que pienso sobre la serie. Últimamente, hasta me pone de tan mal humor leer el capítulo semanal que ni me acerco a él hasta que sé que tendré dosis de One Piece para que me quite el mal sabor de boca.

Xesu dijo...

Bienvenida Allalabeth!

Gracias por tu mensaje. La verdad es que somos unos cuantos los que nos sentimos decepcionados con esta serie y quizás más con Kishimoto, que es el máximo responsable después de todo.

Yo también era de los que prefería el Sasuke de la primera parte. Era digamos, más humano y su papel era mucho más coherente. Su importancia en la serie iba a ser clara pero Kishimoto lo ha convertido en un divo con aspiraciones de dios destrozando cualquier esencia del Uchiha de la primera parte y lo peor, detrayendole importancia al verdadero protagonista de la serie, Naruto. Si no me falla la memoria, Naruto no ha hecho nada desde Kakuzu y ya ha llovido mucho desde entonces.

Si Kishimoto hubiera sabido aprovechar su mundo muchos no estaríamos criticando la situación actual pero cuando ves tanto secundario desperdiciado, cuando ves tanta villa desconocida, cuando ves a Akatsuki diezmada (muy sangrante el caso Itachi) y hasta cuando la trama principal se ha decidido de esa forma tan "peculiar", no queda otra que llevarse las manos a la cabeza xD

Dicho esto, si a Kishi le queda un poco de sentido común, le recomendaría hacer borrón y cuenta nueva. Que de un salto temporal si quiere y que retome a Naruto como personaje. Un autor no puede venderse a una parte del fandom tan facilmente descuidando al resto.

¿Si vendiera más Zoro que Luffy debería Oda rebajar a Luffy? NO. Pues que se vaya aplicando el cuento el señor Masashi y que le de un vuelco a su historia.

gyaku dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gyaku dijo...

En primer lugar me gustaría haceros saber que comparto mi opinión con la vuestra y que me ha alegrado mucho encontrar este blog porque sinceramente ya no sabía si me estaba volviendo loco con este tema, “la decadente trama de Naruto” por llamarlo de alguna forma.
Os diré que fue Naruto, el primer manga en tomo que comencé a leer y fue gracias a la recomendación de un amigo. Y sinceramente acertó con la propuesta. Hace ya tres, casi cuatro años de aquellos y por entonces la historia de Naruto ya estaba crecidita. (No os preocupéis, la retome en un periquete). Reconozco que era una gozada poder leer varios tomos (iniciales) de forma continua.
Ciertamente, a mí siempre me ha apasionado el mundo del dibujo, las historietas y tal pero bueno no me enrollo con esto, supongo que como a más de uno aquí presente. xD
Aun hoy en día considero la serie Dragon Ball un hito del manga por excelencia. La conozco desde que recuerdo tener uso de razón, y consiguió engancharme.
Os preguntareis por qué os comento esto. Creo que si conocéis un poco toda la historia de Dragon ball (abarcando desde el inicio hasta GT) os habréis dado cuenta de que existe (por desgracia) una clara y desgraciada semejanza con Naruto.
Y no me refiero a que Dragon Ball fuera una de las series preferidas de Kishimoto, y vale que la trama no tenga nada que ver y sea totalmente distinta, pero al margen de eso, ¿por qué a medida que las series crecen se empobrecen? Esto me da muchísimo coraje porque al principio te apasionan y después te consiguen hacerte sentir mal. xD (¡aunque me ría lo digo enserio!) Ahora que lo pienso pasa igual que con las relaciones de pareja ¬¬.
En fin, me gusaría pensar que en los comienzos de una historia, es su autor el que desarrolla una idea propia, y si ésta es lo suficientemente buena, tiene éxito y pega “el pelotazo” (gracias al cual la conocemos todos).
Sin embargo, no sé si serán los promotores o no. Ni si quiera sé si los habrá, porque ciertamente vivo en un mundo completamente ajeno a la producción del manga o del comic, y por tanto no sé cuál es el proceso que siguen los autores para llevar su historia al mercado (salvando las breces explicaciones que el autor de Naruto daba en sus primeros tomos, las cuales me parecían bastantes entretenidas y que, al igual que la historia desgraciadamente se han ido empobreciendo o simplemente han desaparecido).
¿Acaso de debe este declive a las malas influencias que intentan beneficiarse eternamente de una buena idea? ¿No se dan cuenta que es una falta de respeto hacia los propios lectores? Sí, ya sé. El precio de la fama se les sube a la cabeza y todo eso. ¡Qué lástima!
Bueno finalmente me gustaría daros las gracias nuevamente por vuestros comentarios. Un saludo.