lunes, 3 de diciembre de 2012

Once Upon a Time - Primera Temporada



Esta debe ser una de las series más raras que he visto en los últimos tiempos. Coger el imaginario de los cuentos clásicos y modernos, rejuntarlos, reditar sus pasajes e historias y crear una nueva es la seña de identidad básica de esta curiosidad televisiva. Es quizás por eso por lo que la serie de la ABC ha tenido tan buena acogida de audiencia, por ser un producto atípico que a su vez nos resulta muy conocido por todas esas historias y personajes populares de la literatura y ficción que tan buenos momentos (y malos) nos ofrecieron en su día. Pero tiene algo más, algo que lógicamente tira del carro y que ha hecho que la serie no se estrelle tras varios capítulos: el morbo. Sí, es el morbo de situar a personajes de fantasía y de muy diversa índole juntos en un mismo pueblo sin saber nada sobre quienes son y qué hacen allí. Expliquemos esto algo mejor. 

La serie nos sitúa en Storybrooke, un pequeño pueblo donde Henry vive con su madre, Regina Mills, una mujer severa y dura que para más inri es la alcaldesa de la población. El tal Henry, en una de sus locuras tempraneras, decide hacerle una a visita a una tal Emma Swan sin motivo aparente. El chico arenga a la detective a irse con él a Storybrooke revelándole no solo que ella es su verdadera madre sino que también es la clave para la salvación del pueblo. Emma se irá con él iniciando así la Operación Cobra, que no es otra cosa que romper el hechizo que mantiene a su población encerrada (y congelada en el tiempo) en Storybrooke. Entre esa población tendremos a nada más y nada menos que a gente del calibre de Blancanieves, Encantador, Pinocho, Caperucita Roja, los siete enanos, Rumpelstilskin o el Sombrerero Loco. Toda una party hard. Mola, ¿eh? 

Yo reconozco que al principio arqueaba la ceja a lo Carlos Sobera con cada capitulo porque me parecía imposible que aquello pudiera funcionar. ¿Cómo es posible que viéramos aquello que parecía la idea trasnochada de un guionista sin su medicación? Pues bueno, algo tendrá cuando está en plena emisión de su segunda temporada ya. Ese algo lo asocio, como decía al principio, en el morbo que desprende ver a Blancanieves y compañía en una historia diferente a las suyas de origen, reinventándolo todo y buscando un crossover definitivo que resulte lo más interesante posible. De momento ese crossover funciona, mejor o peor dependiendo del capitulo, pero funciona. Todos los personajes de cuento pertenecen, en esta serie, a un mismo mundo lo que ha facilitado que sea algo más creíble todo en su conjunto porque de cualquier otra manera hubiera sido caótico. Por tanto, ver a Rumpelstilskin codearse con personajes de Disney de momento está bien. 

Otro elemento que se ha mencionado bastante es el parecido estructural que tiene con la mediática LOST. La cadena ABC buscaba el nuevo pelotazo, una sucesora a una de sus series más relevantes y aunque argumentalmente son polos opuestos, en su estructura encontramos varios parecidos. El primero y más elemental es el grupo de personajes amplio que la serie maneja. Todos los personajes comparten un protagonismo y solo tres, cuatro o cinco son los de mayor envergadura para el guion. El segundo elemento es el de capítulos dedicados, es decir, hay capítulos donde cada uno de los personajes es el verdadero protagonista. Eso se refuerza conociendo su historia mediante flashbacks, recurso muy habitual en la serie de los losties. A ver cuanto tardan en aparecer los flashforwards… Y el tercero y último es la recreación de un lugar “especial” en el que ocurren cosas extrañas: en Lost era una isla y en esta es Storybrooke. 

Los actores están bien y cumplen su función. De momento quien parte la pana son Lana Parrilla (Regina) y Robert Carlyle (Rumplesti) que mantienen una interesante pugna por ver quien es más villano y quien la lía más parda. Ya en un segundo nivel tenemos a Jennifer Morrison (Emma), Ginnifer Goodwin (Blanca) y Josh Dallas (James) que tampoco se desenvuelven mal. Pero quien sin duda son mis favoritos ahora mismo son una caperucita roja (Meghan Ory) un poco Amy Winehouse o el Pinocho motero/macarra interpretado por Eion Bailey. No me esperaba semejantes recreaciones. Y por último comentar lo ridículamente horrible que es técnicamente. Por favor, señores de la abc productions, cúrrenselo un poco más o al menos que no se noten tanto los cromas. Muy mejorable y espero que la segunda temporada afinen mejor en este tema. 

Pues esto ha sido mi visión de la primera temporada de Once Upon a time. Yo la recomiendo aunque sea una serie muy particular. De momento entretiene aunque llegará un momento en que desvariará, eso tenedlo por seguro. En breve comenzaré la segunda temporada y ya he oído algunos de los nuevos personajes que aparecen. La cosa promete, cuanto menos. 

Salu2! 

PD: Ya falta menos para el Hobbit! OMG!!!!

5 comentarios:

Yer_Soul dijo...

Espera a llegar al final de la T1, que es una fumada fantasmada impresionante. Para mí, una serie entretenida, pero técnicamente cutre e irregular.

Otacon dijo...

Precisamente lo primero que destaqué al empezar a ver la segunda fue eso: ¡Los cromas estaban mejor! xDD

No, a ver, la serie, como dices, engancha por ese wtf original que supone ver el potaje de personajes de aquí y allá metidos en el mismo saco, y todo ello con historias bien hiladas y entrelazadas entre sí. Muchos de los personajes ayudan, como Regina, Rumple y, sí, yo también soy fan de la Caperuchoni Roja. Pero otros más bien despistan, por mucho que sus actores lo hagan muy bien (Cameron de H... Emma). A Henry directamente es para ahostiarlo, eso sí.

Y, como comentas también, la estructura de los episodios ayuda a querer ver uno tras otro, ya que estás continuamente pensando "quién será X en el mundo mágico" y viceversa. Ese sistema de flashbacks no es el único detalle que recuerda a Lost, por cierto: También repite gran parte del cast & crew (Claire y Charles Widmore), y hay detallitos interesantes (cuenta cuántas veces sale alguna chocolatina Apollo :P).

En resumen, serie muy entretenida que para disfrutar al máximo hay que ver sin esperar nada de ella, porque solo entonces nos lo da. Aunque parezca que según avanza la 1ª se vayan a quedar sin nada que contar en la 2ª, se reinventan en cierto modo e introducen nuevos elementos para seguir captando la atención del espectador. ¡Cuando llegues ya la comentarás!

Sorasaku dijo...

A mi esta serie me encantó! Se ha convertido en una de mis series favoritas y es precisamente porque no pone los cuentos como tal, sino que los entremezcla, cambia, hacen que los personajes de unos cuentos interactuen con otros llegando a situaciones que no te esperas. Mis capitulos favoritos de la primera fueron el de La Bella y la Bestia, Caperucita y el Cazador, aunque hubo muchos que me gustaron.

Estoy de acuerdo contigo en que los villanos son los que parten la pana, de hecho, Rumpelstiltskin es mi favorito y cada vez me gusta más.

Yo ya he empezado la segunda temporada y, para mi gusto, está mejor que la primera. No sabía como iban a llevar la serie tras ese final pero lo están haciendo muy bien para mi gusto.

OtakuLogan dijo...

Siempre que veo una reseña de esta serie en un blog que sigo comento lo siguiente, aunque sea repetitivo:

El éxito de "Once upon a time" no es justo. Y no lo es no por falta de calidad (aunque para mí que no va sobrada, la serie entretiene como mucho...), sino porque al creador del cómic Fábulas (Bill Willingham) le han robado vilmente la idea. DC Cómics y Bill se pasaron por varias cadenas de televisión para vender los derechos de su tebeo (esta a una búsqueda de internet verlo) y todas les dijeron que no. Y sorpresa, al año siguiente aparecen dos series que tienen que ver con los cuentos de hadas llevados a la modernidad, Once upon a time y Grimm. En el caso de Grimm OK, hay mucha diferencia, pero entre Fábulas y Once upon a time no hay tanta, aunque no sea un plagio total. Fábulas cuenta como los personajes de cuentos de hadas tienen que huir de sus mundos ante la conquista militar por parte de otro personaje, y se refugian en la Tierra actual.

Ya sobre la serie en sí, lo dicho antes, se deja ver, pero están vendiendo humo. Y estamos sobre aviso, son los productores y guionistas de Lost, pero no aprendemos.

Xesu dijo...

Yer_Soul. Sí, el final de la primera es una fumadeta importante xD ¿Qué tendrá?...

Ota. Sí, interpretativamente hay dos líneas de personajes: los guays y los correctos. Luego ya tenemos a Henry, que como dices, es para ahostiarlo xD Y es verdad, sale Charles Widmore O_o El rollito con LOST es más evidente de lo que pensaba.

La segunda ya la he empezado y he visto a Mulan, que no es otra que la Chichi de DB Horriblevolution xD

Sorasaku. Mi personaje favorito también es Rumpelstiltskin. Me gusta lo "gris" que es en general ante todo lo que pasa xD Me alegra saber que para la segunda temporada tienen recursos para seguir tirando del carro.Tengamos fe xD

OtakuLogan. Pues lo de Bill Willingham no lo sabía. No me extrañaría que abc haya cogido la idea tras haberla rechazado previamente ¬¬

Y desde luego no aprendemos xD Aunque tengo el presentimiento que esta serie no será el circo de intrigas de LOST xD Esta vez podemos evitar el humo.

Salu2!