jueves, 26 de marzo de 2009

Tengen Toppa Gurren-Lagann, surcando hasta el cielo


Lo mío con el anime está en punto muerto y no deja de sorprenderme ya que siempre me acababa tragando unas cuantas series integras por año pero últimamente es más bien lo contrario. Este 2008 podría bautizarlo como de escasez insólita, algo de lo que poca culpa tendrán los estudios de animación japoneses y mucho mi desmotivación y muestra de ello es que no encuentro siquiera el momento de reseñar algunas películas (ni siquiera hablo de series) que me gustaron como You´re not Alone, Toki wo Kakeru o alguna maravilla del señor Shinkai. Cuando estás así lo mejor es buscar alguna serie o película puntera que te devuelva el interés perdido, algo que ya hiciera en 2007 con Nodame Cantabile y lo cierto es que funcionó bastante bien. Ahora he vuelto a hacer lo mismo con otra serie que seguramente me habrán recomendado hasta la extenuación y dado que la firmaba Gainax no me importaba echarle un ojo. Hablo de Gurren-Lagann.

Con esta serie Gainax apuesta fuerte de nuevo por su género estrella, el de los mechas, y sin entrar en grandes valoraciones creo que lo hace bien, notándose que domina el género y que puede parir grandes proyectos de envergadura tras la época Evangelion. Digamos que no han perdido su buen hacer en el campo y se saben dominadores de todos los detalles que un aficionado al género desea ver en pantalla y es quizás por ello que la serie ha cosechado la fama de la que actualmente hace gala. Además esta serie si me ha sorprendido por algo es quizás por ser un intento de la compañía por distanciarse algo de lo hecho hasta ahora, incluso en los aspectos más técnicos. Partiendo del hecho que ya hay un salto técnico y de diseño importante entre Gunbuster y Evangelion o FLCL, también parece claro que lo hay entre éstas y Gurren-Lagann. No era capaz de reconocer el estilo artístico anterior en esta serie a pesar de intentarlo durante sus primeros capítulos. Los tiempos avanzan y con ellos la técnica y esta serie es la prueba evidente que Gainax se ha reciclado. Todo es más dinámico, todo tiene mucho color y los diseños de los personajes son bastante diferentes, más descuidados que en los 90 pero no menos efectivos en pantalla. Esta serie entra por los ojos con mucha facilidad (tiene magnetismo visual) y no solo por ese renovado aspecto técnico sino por una historia que se presenta de lo más peculiar.

La humanidad se haya bajo tierra agrupada en pequeñas comunidades amoldándose a un tipo de vida tirando a nefasto convencidos que en el exterior solo encontraran peligros y terremotos. Y no andaban desencaminados. En el exterior habitan los hombres-bestia cuya única razón de existir es someter a la humanidad al peor de sus destinos posibles, su extinción. La historia comienza en uno de estos poblados donde habitaran nuestros protagonistas: Simon y Kamina. Ambos saben que esa vida es denigrante pero solo Kamina parece predispuesto a jugarse su pescuezo saliendo al exterior e incumpliendo las órdenes estrictas del pueblo. Por su parte Simon, como buen excavador, encuentra una extraña maquina que parece reaccionar a su colgante con forma de espiral. Posteriormente entenderemos que esa máquina no es más que un Ganmen, un mecha pilotable que les permitirá hacer frente a los hombres-bestia. Será así como iniciaran el camino hacia su libertad y no serán pocos los seducidos por las ideas y fuerzas bohemias de este par, lo que en el futuro se traducirá en la creación de la tropa Gurren-Lagann "¿Quién coño os creéis que somos?" (Lo siento pero lo tenía que decir).

"Cree en tí y no en mí creyendo en tí"

Entrando ya en valoraciones, voy a separar los tres arcos argumentales que para mí cohabitan en esta serie de 27 capítulos. La primera parte es la que más encanto tiene desde mi punto de vista. El guion no muestra un arranque inmediato y no hay apenas acción dejando todo el peso en la fuerza de los personajes y en una agradable mezcla de géneros, que van desde grandes dosis de comedia pasando por otros más serios. La segunda parte se podría decir que es el ritmo de los acontecimientos el que dirige todo absolutamente y se va viendo cual será el porvenir de la serie. Y el tercer arco me pareció, siendo justos, épico y muy definitorio pero me resultó algo cargante. Pero para ir explayándome que mejor que centrarse en la variable fundamental de la serie: su ritmo. (Ojo a algún posible spoiler)

Hablando en plata, la definición de ritmo se tergiversa en esta serie para evolucionar a palabros como locura o vendaval frenético, porque dejemos claro una cosa, esta serie no es otra cosa que un torbellino. Gainax se pone a jugar con el movimiento de una forma animal hasta el punto de llegar al estrés. Las batallas son dinámicas hasta la extenuación y no hay ninguna que salve al espectador de una dosis de euforia desmedida. Eso sí, se nota que se recurre mucho a ellas para tapar las carencias argumentales que sufre la serie a partir de cierto momento que no desvelaré y que quien la haya visto comprenderá. Insisto, pues, que son los primeros 8-9 capítulos los que realmente apuntaban muy buenas maneras. El segundo y tercer arco juegan más en la liga de los shonen actuales, es decir, en grandes combates, grandes personajes referencia, choques de ideologías y fuerzas sobrenaturales que surgen de la nada, en este caso la energía espiral. Por otro lado la serie tiene algo que hace repensarte cualquier crítica hacia ella que es su sentido de la parodia. Cuando el Gurren-Lagann invade Tepperin o Cathedral Terra y que solo con hincar el taladro de aquello emerja una ultrafortaleza tecnológica brutal dice bastante de lo que la serie se toma en serio asímisma. Han querido parodiar las grandes transformaciones a las que muchas series de mechas nos tienen acostumbrados y aquí no han puesto el stop. Luego tenemos la situación casi cómica de LordGenome o que la pasión y los gritos de los personajes, en especial los de Simon o Viral, sean suficientes para despertar una oleada de modificaciones by the face en la maquinaria. Por lo tanto, tenemos en la parodia otra seña de identidad más de la serie.

"Fucking Epic Team"

La historia se mueve en varios saltos temporales e intenta ser autoconclusiva forzando a crear las tres etapas o sagas a las que me refería antes. La verdad es que no acaba de funcionar mal y despierta cierta nostalgia ver como el grupo se va ampliando y van creciendo. Es algo que pensaba que no ocurriría pero si una cosa tiene esta serie por encima del resto es que no necesita grandes razones para querer a sus personajes. Siempre he dicho que admiro y admiraré a todo shonen/seinen/shojo/josei y a todo autor que sea capaz de manejar un grupo de personajes amplio y sepa desarrollarlos. Parece una chorrada pero lo cierto es que ese personaje secundario que no pintaba nada resulta que te puede brindar uno de los mejores momentos de la serie y Gurren-Lagann tengo que reconocer que controla fenomenalmente bien el tema. Magnánimo Kamina y muy grandes Simon y Viral, geniales Kittan, Leeron, Rossiu, Dayakka o Leite y demás miembros en general (el resto de pilotos o Gimmy y Darry). Nia me resultó cansina en un principio pero fue mejorando y bueno, que decir de Yoko, probablemente una de las mayores diosas del anime contemporáneo solo viendo el fandom que arrastra la chica. Estos de Gainax ya saben lo que es ingresar por merchandising tirando de bishojos propias y si no que se lo digan a Asuka o Rei de EVA.

La musica está bastante bien acoplandose perfectamente a las situaciones que se van viviendo en la serie. Se cuela algún tema clasico pero si quereis oir un tema viciante escucharos el opening, Textless. Tampoco están nada mal los endings, en especial el ultimo.

En definitiva, gran serie pero para mí anda lejos de ser sobresaliente. Es un ejercicio de entretenimiento sin igual, divertida y desenfadada pero que no me aporta nada nuevo salvo una gran estética y un nivel técnico esplendido. Es un reencuentro agradable con Gainax que espero que dure por bastante tiempo. ¿Lo próximo? La segunda peli de Evangelion seguramente.

Salu2!

PD: Además, de Gurren-Lagann hay una película prevista así que gustosamente me la paparé…

8 comentarios:

Arquetipo dijo...

Me lo pasé genial viendo esta serie y eso que no soy aficionado a los mechas. Espectacular, vibrante y libre; me gusta ese tipo de series que no se ponen limites. Y no, no es una obra maestra ni tampoco lo pretende. No intenta esconder sus fallos, pero su ritmo no cesa y hace que estos queden eclipsados. No deja de ser un videojuego, llevando ese espíritu shonen donde todo es posible con voluntad de uno y con sus amigos. Esos tópicos por los que mucha gente abomina de ellos pero que para mí los hacen tan encantadores.

Pues a mi Mia me gusta mucho. Yoko es una Diosa sí, pero hay que tener mucho valor para besarla xD. Del resto de personajes nada que añadir, me gustan todos.

De la banda sonora me quedo con el momento previo a la batalla final y durante ella, mientras la Brigada se va reuniendo y suena esa pieza de opera.

Que grande es Kamina, "¿Quien coño te crees que somos?" ( si, también tenía que decirla xD).

saludos

eter dijo...

A mi me gusto bastante... pero no me parece que sea tan buena como "internet" nos hace creer.
En algunos momentos se me hace muy pesado que todo se solucione por la fuerza de los gritos. Los momentos épicos son los que más acusan estos defectos, mientras que en los más "íntimos" es donde se nota todo el talento de la gente de gainax.

Xesu dijo...

Arquetipo. Es que el problema de la serie es donde ponemos el limite del shonen y el limite de la parodia. En ambas cosas funciona perfectamente pero cuesta ver cual quiere predominar y cual es la que más importancia hay que dar. De todas formas sigue siendo un problema menor y quizás buscado por la propia Gainax.

A mí Nia me empezó a gustar más en la saga de los anti-spiral que al principio, justo al contrario de lo que me pasó con Yoko, que fue de más a menos.

eter. Es que cuando llevan su euforia al maximo los personajes son capaces de cualquier milagro. Es una ley shonen pero aquí es tan brutal que se descontrola y un buen ejemplo es ese que comentas de los gritos, suficientes para mejorar al mecha y repararlo de todo daño. Es muy lol. Los momentos "intimos" son pocos pero molan, como bien dices.

Salu2! ;)

Kururin dijo...

Hostia, ni la conocía, y eso que soy un fan declarado de los pirados de Gainax. El estilo gráfico me recuerda vagamente a FLCL y tiene pinta de ser divertida, pero mi escepticismo hacia los fansub y el anime actual me frenan. Pero bueno, al menos tengo constancia de su existencia, que no es poco.

Saludos.

Xesu dijo...

Me alegra que todavía haya gente que no la conozca porque a mí por decir eso casi me destierran en un foro xDDHan taladro (nunca mejor dicho) con ella bastante desde internet.

Si te gusta FLCL puede que te guste ya que comparte muchos elementos con ella, sobre todo en lo parodico y surreal xD Eso sí, es una serie de tendencia shonen muy marcada.

De fansubs la han hecho unos cuantos españoles, con buena calidad y traducción. Si te llama puedes probar a ver.

Un saludo Kuru! ;)

key dijo...

después de leer tu artículo y algunos momentos youtuberos sé que me gustará, ahora mismo solo veo de series anime inuyasha y recordando ranma, hueco hay para una más.

Xesu dijo...

Échale un vistazo si te gustan los mechas. Eso sí, tampoco te esperes una de estilo tradicional sino más bien una locura amena que se vuelve demasiado shonen.

oscar dijo...

hola solo pasaba por aqui y ley el comentario a mi me gusto del capiulo 1 al 8 deay en adelanta me parecio un tanto exagerada asta el final la ultima batalla estubo interesante y si no es espcional pero no le pide nada a otras series de mechas tambien me gustaria ber las peliculas por que solo e visto la ova y es muy grasiosa

bueno me despido que pasen un espiral dia