domingo, 17 de octubre de 2010

Warehouse 13, cuando Bones se cruzó con Fringe


PRIMERA TEMPORADA

El otro día estaba descorazonado. Sabía que el final de Battlestar Galactica iba a traer estas consecuencias que no son otras que una falta de interés importante por la oferta sci-fi televisiva. Por un lado estoy tranquilo porque propuestas tengo en la recamara unas cuantas pero tener una serie de esas que te enamoras perdidamente y te encandile ahora mismo no veo ninguna (refiriéndome al sci-fi, lógicamente). Sin embargo, y a la espera de meterme en serio con Stargate Atlantis y Universe o Cáprica, sería injusto no decir que la cadena Syfy me ha sorprendido gratamente con Warehouse 13.

¿Y por qué? Bueno, realmente no lo sé muy bien pero era ver un episodio tras otro y ver que aquello tenía un feeling especial. No sé si dentro del argot seriefilo hay alguna palabra que describa esto pero digamos que fue una sorpresa inesperadamente agradable. La serie se sustenta en el esquema policíaco y de investigación habituales pero solo en sus primeros compases. Cuando ves el piloto y ves que los protagonistas son personal del FBI algo te echa para atrás pero si dejamos pasar unos minutos vemos que la serie va por otros derroteros. Lo que parecía una serie random acaba siendo un mezcloteo de géneros peculiar, de ahí esa aseveración en el titulo de la entrada. El titulo espero que tampoco induzca a dudas. No se parece a Bones ni a Fringe sino a un hijo de los muchos posibles que pudieran tener esas dos series. Comparte la idea de Bones de poner al frente a dos agentes que tienen una relación de tirantez y jugueteo que esconde una maravillosa tensión sexual y juega con casos raros más propios de Fringe o Expediente X que de un CSI/Navy.

Por tanto, ahí tenemos su mejor carta de presentación, que es una serie rara y a mí me suelen gustar las series raras. En cuanto a su historia no se han visto grandes argumentos que enamoren pero sí que pueden ser prometedores. El principal lógicamente es el propio Almacen 13, una especie de fábrica retirada que contiene en su interior miles de objetos peligrosos por sus connotaciones especiales. El gestor del antro es un tal Artie Nielsen, un hombre con casi tantos secretos como objetos tiene en custodia. Él será la mano experta que guiará a los otros dos protagonistas, Pette Latimer y Myka Bering que como decía antes les cuesta poco amoldarse el uno al otro y la química que hay entre ellos facilita quererles de inmediato. La pareja de agentes deberá resolver los casos relacionados con los objetos misteriosos y traerlos al almacén donde serán confinados. Esta viene siendo la tónica habitual y como podéis ver huele bastante a procedimental pero tiene la suerte (y de ahí me refería a los argumentos prometedores) que va a contar una trama general. Cuando salen nombres como el de la señora Frederic, McPherson o los propietarios la cosa coge otro relieve. No sé si luego la cosa acabará en un despropósito pero por ahora no pinta nada mal el tema. Para completar reparto tenemos a dos encantadores personajes más: Claudia Donovan y Leena. La primera es una genio apadrinada por Artie y la segunda es la ayudante del propio Artie en el almacén. Ambos personajes son prometedores y espero que en la segunda terminen de explotar.

En resumidas cuentas, tenéis una buena serie que sabe a qué juega y que no engaña. Además es divertida, tiene una plantilla de personajes derrochadora de carisma y argumentos prometedores. Por tener tiene hasta un buen doblaje, y lo mejor: no tiene pinta de ser cancelada de inmediato.

Salu2!

PD: Ah, y un buen opening, de esos raros que le mola hacer ahora a Syfy.

3 comentarios:

Crowley dijo...

A mi me recuerda a una versión moderna de Misterio para tres. No es gran cosa, pero entretiene mucho, que ya es. Y además, sin darte cuenta, estás viendo el siguiente episodio, y el siguiente.
Saludos

Jesús T. "chusetto" dijo...

Oh dios mio no, otra no... que ahora tengo las manos llenas con Doctor Who... xD (Me la apunto)

Xesu dijo...

Crowley. Sin duda Crowley. Se le notan sus referencias pero me gusta que esté consiguiendo su propia identidad. Además, como dices, engancha con bastante facilidad y el grupo protagonista cada vez me gusta más. La segunda temporada ha empezado fuertecita.


Chusseto. xDDD Precisamente yo también ando con Doctor Who, toda una sorpresa sin duda. Voy por la segunda ya con Tennant y la cosa promete. Esta te la recomiendo bastante y además solo lleva dos temporadas de 13 capis cada una. No la dejes pasar ;)

Salu2!