sábado, 5 de diciembre de 2009

LOST- Quinta Temporada


Tremendísimos. Esa sería la palabra que adjetivaría bien lo que han sido estos 17 capítulos de la quinta y penúltima temporada de la serie Lost (Perdidos). Me estaba haciendo el fuerte con aquello de no caer en el fervor que gira en torno a esta serie pero al final me parece que voy a sucumbir y declararme seguidor incondicional porque seamos claros, la quinta te despeja algunos nubarrones, temores y miedos que siempre alberga un formato como este y eso ya queda en su haber. No solo ha mantenido el denominador común del respeto a la marca de misterio que se respira desde sus primeros capítulos sino que continua controlando con mimo y control lo que se está guionizando. Me ha fascinado esa doble lectura que se respira en muchas de las escenas de esta temporada consiguiendo que el espectador se involucre y sea parte activa de lo que se cuenta. Es verdad que esto último no es nada nuevo pero no hay duda que las explicaciones que esta temporada vierte a modo de puzzle (o saltos temporales) hacen más participe al espectador de lo que tal vez consiguieron en su día las temporadas anteriores.

Dividiré el análisis en tres partes para no dejar nada en el tintero. A PARTIR DE AQUÍ HABRÁ SPOILERS COMO CATEDRALES DE TOLEDO. ¡Cuidado!

Primera parte alias “flashazos”. La primera parte de la serie es la que comienza justo tras el movimiento de la isla por parte de Ben. Los que allí se quedaron (bastantes) comenzaron a sufrir los efectos de la desestabilización de la isla, la cual se movía a intervalos irregulares en el tiempo. Os recomiendo la explicación de Faraday porque conmigo poco os aclarareis. Esta primera parte es sencillamente abrumadora con una escenificación y un montaje soberbios, un ritmo y tensión in crescendo y lo más importante, que van llegando las explicaciones a algunos de los misterios que tanto quebradero de cabeza han dado como el porqué de la visita de Richard a Locke cuando era un crio, Widmore, la enfermedad de la expedición francesa, el Jughead, la señora Hawking…etc. Esta primera parte mantiene el ritmo normal de los acontecimientos entre los que están en la isla y los que consiguieron abandonarla (Oceanic Six) siguiendo el estilo que abanderó a la cuarta pero además los flashazos traen homenajes ya que aparece algún viejo conocido como Ethan o Rousseau o el mismo Desmond en su época de internamiento en el bunker. Un pasote, oiga.

Segunda parte alias “Dharmaville-Ajira 316”. De forma análoga a lo que pasa en la isla fuera también hay bastante movimiento. Ben está empeñado en traer de vuelta a todos los que se fueron y no le importa si hay que ser poco elegante para hacerlo (ya le conocéis, no tiene remedio). La misteriosa señora Hawking avisa (o sentencia) que si no vuelven todos que dios nos pille confesados (la isla seguiría dando botes, vamos) y lo hace en un escenario pintoresco como es la estación de El Faro (¿qué hace eso debajo de una iglesia?). Locke también intentará convencerlos de que vuelvan pero nada, que pasan de todo. Al final por unos motivos u otros entran en razón y cogen el Ajira 316 que casualmente les lleva a la isla pero con una pega, el grupo se dispersa en el tiempo (sí, sí). Mientras que Sun, Ben y Lapidus caen en el presente, los Jack, Hurley y cía. caen en los 70, en plena época Dharma. Esta parte intermedia es la que más frio me dejó pero le reconozco sus meritos: el tipo de vida que llevaban los de la iniciativa, el inicio de la construcción de las estaciones, el doctor Chang, el famoso Horace, alguna explicación más de la Orquídea (aunque poco), Ben de crio, Ann Arbor (de esto nada claro), el conflicto con Los Otros y dos cosas que todavía no sé como encajar. La primera es la extraña adaptación de los losties a Dharmaville. No sé, mis ojos no se acostumbraban a ver a Sawyer como uno más de la iniciativa y lo que es peor, que al tío llega un momento que parece gustarle. Ídem para Juliet o Miles aunque no para Jin, que sigue pensando en su mujer. La segunda es la teoría del bueno de Faraday de “lo que pasó, pasó”. Existe un momento en que Miles y Hurley discuten del tema y se nota que los guionistas se estaban divirtiendo porque no llegan a ninguna conclusión. Esto desemboca evidentemente en la teoría de las variables y en el uso de la bomba como solución a la ecuación. Seguramente se volverá a este tema de un modo u otro pero resulta innegable lo confuso del asunto.

"Hablando de resquicios y tal..."

Tercera parte - El Incidente. No son pocos los que aseguran que la final season de esta quinta temporada es la mejor de todas y los dos mejores capítulos de la serie y la verdad es que podrían tener razón. El incidente es un doble capitulo que goza de una calidad esplendida a todos los niveles. Comienza con la conversación en la playa de dos hombres pero no los conocemos de nada. Miran al océano, divisan una carabela (¿La Roca Negra?), mantienen una conversación a priori trascendente y comenzamos a flipar porque nuestra mente comienza a intuir quien son esos dos o al menos uno de ellos. Jacob, el tan misterioso personaje, por fin aparece. Un hombre tremendamente sencillo en apariencia pero que con el paso de los minutos consigue ganar un misticismo de cuidado y a los flashbacks me remito. El hombre de negro parece su némesis, la otra cara de la moneda. Es todo misterio sobre él. Mola.

A su vez, las tensiones entre Dharma y los losties se desatan y acaban habiendo tiros a raudales pero a pesar de los pesares y con un Jack vs James antológico de por medio, el plan de usar el Jughead continua. Por otro lado, los Otros siguen su camino hacia la estatua liderados por un Locke que parece tener muchas ganas de encontrarse con Jacob y mientras vamos confirmando algo no tan sorprendente pero que echa más leña al fuego: los del Ajira (Ilana y cía.) saben mucho, demasiado incluso para ser nuevos personajes. A saber. Seguiría contando más pero el final es demasiado vibrante y dramático a la vez que abierto y enigmático como para describirlo. Creo que debe verse para disfrutarlo en su plenitud. En todo lo demás la serie sigue cumpliendo bastante bien. Tal es así que la música de Giacchino (esos pianos) sigue siendo tan encantadora como siempre, o la factura técnica y la ambientación siguen en racha y por el buen camino. No ha sido la temporada de las grandes interpretaciones a diferencia de las precedentes, donde sí era una de las piedras angulares pero tampoco se puede negar que si el guion es atractivo no se echan tanto en falta. La quinta, resumiendo, me ha parecido mística y con una estructura que puede recordar por momentos a la primera pero donde allí solo teníamos indicios aquí ya tenemos pruebas solidas. Es una temporada muy gratificante con pocos peros.

En fin, con esto ya estoy preparado para encarar la última temporada que se estrenará en Febrero. Las ganas son muchas pero también las preguntas y eso es bueno porque si no esto no sería la Lost que conocemos. Con la sexta temporada creo que hay que ser optimista pero siempre de una manera moderada. Controlar el hype a pocos meses va a ser difícil pero creo que irá en nuestro beneficio ya que si por algo va a ser alabada o dilapidada la serie será por lo que se nos cuente en la última temporada. Dudo mucho que Lost, como serie y fenómeno que es, pueda ser considerada una obra magna si su final acaba decepcionando. Su rédito, para bien o para mal, dependerá de su cierre y por eso veo bien mantener una posición alejada de expectativas altas. Cuse y Lindelof ya dijeron que no habría explicación para todo así que será mejor tener eso presente para cuando llegue el día.

Salu2!

PD: Qué molona la promo de Cuatro. Se han ganado un espectador más.

5 comentarios:

eter dijo...

Grandísima temporada. Es impresionante como consiguen cuadrar cuarenta mil detalles de guión y todas las temporadas forman un todo coherente. Y tan impresionante es como el montaje y la dirección consiguen mantener la tensión a pesar de que en muchos episodios ya sabáimos de antemano lo que iba a suceder.

pd: Nunca he sido de Jack, pero es que en esta temporada además Sawyer crece lo que no esta escrito.

pd2: esperando desde ya tu entrada sobre la final de la Davis. Gane España o no, Ferrer se merece un monumento por el partido de ayer

Kratos dijo...

ME encanto esta tmeporada. Y la serie me gusta mucho, pero como bien dices, si Lost no cumple con un buen final, será todo un chasco. Si después de tanto marear la perdiz, dan una explicación vaga, o simplemente mala, la serie habrá sido una decepción, evidentemente nadie nos va a quitar lo bien que nos lo hemos pasado por el camino, pero para hacer una valoración de Lost, el final es crucial ya que ellos mismos han escrito así la serie, dandole toda la importancia a las respuestas. Que cada episodio tenga un cliffchanger que te cagas esta muy bien, pero luego van a tener que resorverlo, si no será un poco engañabobos y me cabrearía.

Kururin dijo...

No tiene nada que ver pero...¡tenemos la Davis! No, perdón, ¡tenemos la CUARTA ensaladera! Genial duo de Feliciano y Verdasco, y el partido de Ferrer fue sencillamente apoteósico. En fín, un 5-0 para recordar.

¡Y la canción de victoria fue impagable xDDDDDD!

Moltisanti dijo...

Lo dije en caliente pero en frio sigo pensando lo mismo, "El Incidente" como capítulo en sí, es la mejor season finale de Lost. Lo tiene todo y siempre bien atado. La única pega es que en una temporada que estabamos teniendo más respuestas que preguntas, se dejaron para el final una ración doble de misterio e incognitas, que por otro lado, es lo divertido de ver Lost.

Deseando ver la temporada final y expectante por saber que preguntas quedarán sin resolver. Es un tema que me interesa demasiado. Pero en los Darlton siempre tendré fe.

Xesu dijo...

eter. Y que lo digas. Lo que más sorprende es como se van atando algunos cabos de forma casi perfecta y sobretodo en la forma en que se hace. En cuanto a la evolución de Jack y Sawyer te doy la razón. Jack comienza a creer de forma casi innata en las teorias de Locke mientras que Sawyer ha evolucionado más a nivel personal. No tiene casi nada que ver con el tio de la primera temporada. Tengo ganas de ver qué les pasará en la sexta.

PD2: Menudo rosco de Davis xD Supongo que esta semana subiré algo.

Kratos. Exactamente es como dices. El camino recorrido ha estado lleno de grandes momentos y eso es innegable pero una serie que depende tanto de su guión para enamorar a la gente va a tener que demostrar altura en su final para convencer a las masas. Tengamos fe en ello xD

Kururin. Estaba claro que iba a ser muy dificil que la R. Checa nos diera problemas y ahí está el rosco 5-0 para demostrarlo. Eso sí, el partido de Ferrer fue de los épicos xD Muchos ya pensamos que ese partido estaba ya perdido. Y las canciones que suelen tener son la leche, de hecho creo que tienen hasta un himno particular xD

Moltisanti. Yo también creo que lo que vibré con El Incidente no lo he hecho con ningún otro cierre de temporada de la serie, quizás con el de la tercera que también fue muy bueno pero como dices, es innegable que ha abierto algún misterio más y no solo eso, le dotado de mayor misticismo a la trama. Puede salir cualquier cosa xD

Exacto, tengamos fe en los Darlton para la sexta. Puede salir algo grande.

Salu2! ;)