miércoles, 9 de diciembre de 2009

Análisis DS: Dragon Ball Origins


Hacía tiempo que no tocaba un juego de Dragon Ball, concretamente desde el Budokai 3 de PS2. Ha llovido mucho desde entonces y ya echaba de menos manejar a Gokuh y cía. pero no tenía ganas de repetir en el género de lucha, genero algo trillado por mucho que mejoren gráficamente e introduzcan más técnicas y personajes. Vamos, no me apetecía un Tenkaichi y sí algo diferente. Una de las plataformas que ofrece más alternativas en cuanto a juegos de Dragon Ball es la DS donde por haber hay hasta RPGs pero no ha sido de este género el que he podido catar sino el Dragon Ball Origins, uno de aventuras y acción en tiempo real que coquetea algo con el plataformas.

El juego editado por Bandai tiene un planteamiento episódico centrado en los inicios de la serie de Toriyama recreando cada uno de los momentos que se suceden desde que Goku y Bulma se conocieron hasta momentos previos a la saga de la Red Ribbon. Por lo tanto podremos revivir grandes momentos míticos como fue la presentación del Duende Tortuga, la villa asolada por el miedo que infligía Oolong/Ulong, nos iremos a los desiertos para conocer a Yamcha y Puar, conoceremos a Chi-chi y su padre, al conejo de la banda de las zanahorias, a Krilin o a Pilaf y su tropa. Los muchos que pensamos que esta primera parte de Dragon Ball es la mejor y la más divertida de la serie hace que este juego sea un pequeño placer por los momentos que se reviven. El desarrollo, como decía, está dividido en episodios y estos a su vez en subepisodios alcanzando un total de 8 episodios con sus respectivas subfases y algún que otro extra. La mayoría de ellas parten de un escenario común pero el objetivo en cada una será distinto dejando, para la última, al rival o jefe de turno. En algunas hay sorpresa como la que vamos sobre la nube Kinton, la cual tiene otro planteamiento jugable distinto.

Técnicamente estamos ante un juego 3D bastante decente donde alguna textura chirría más de la cuenta y donde los escenarios y enemigos están bastante conseguidos. El único pero que se le puede reprochar es lo repetitivo de los mismos ya que una simple mazmorra te puede aburrir bastante tras un buen rato en ella. Me acuerdo en concreto del capítulo 5-5 que lo tuve que dejar reposar porque te ofrecían repetir el 5-4 que todo sea dicho, era largo y aburridote.

Lo que me ha sorprendido y para bien es la ausencia de cinemáticas. Todas las conversaciones y escenas no jugables son íntegramente 3D respetando el estilo del juego e incluso el propio opening, que está muy pero que muy bien. Las músicas son muy flojas. Al principio oyes el opening original en japonés y te emocionas pero luego nos pasamos todo el juego con músicas irreconocibles y repetitivas que pueden marear un poco. La dificultad es algo engañosa. El juego puede parecer un paseo (que no es tanto como dicen) de poco más de 15 horas pero no tengo tantas A ni S como calificación en las subfases sino que abundan más las B y C. Que cada cual juzgue xD.

Jugabilidad. Bueno, este apartado tengo opiniones positivas y negativas. Por un lado, el juego usa la táctil para movernos y para atacar lo cual es un embrollo problemático. Es bastante incomodo intentar evitar que te ataquen moviéndote y al momento estar presionando el stylus sobre la pantalla para atacar. Es la misma tortura que el Ninja Gaiden de NDS donde todo se hacía con el stylus. Para solventar esto un poco podemos recurrir a la cruceta de dirección y solucionar algo el asunto pero a costa de vuestro dedo pulgar (xD). Por otro lado y como parte positiva (y curiosa) es el uso concreto que haremos de nuestras armas, que solo serán dos: nuestra propia fuerza y el bastón mágico. Por ejemplo, solo presionando sobre Goku y moviendo el stylus en alguna dirección el bastón se estirará hacia la dirección que tú elijas. Algo parecido si hacemos círculos pero en vez de alargarse provocará ráfagas de aire. Cuando usamos nuestra fuerza simplemente puntearemos sobre la pantalla para pegar puñetazos y patadas o arrastraremos si queremos golpear más fuerte. En este mismo modo y presionando dos veces sobre Goku activaremos el ki que en el juego no es otra cosa que el Kamehame ha! Aparecerán las silabas y e iremos pulsando sobre ellas para luego dirigir, también con el stylus, a nuestros objetivos. Por tanto, a nivel jugable encontramos algunas trabas incomodas y otras que son directamente aciertos plenos. Quizás tengan más peso las primeras pero el conjunto llega a ser domesticable. Tampoco tiene demasiados ítems más allá de las raciones de comida para recuperar vitalidad o alguna poción que te dopa impidiendo que baje durante algunos segundos tu barra de ki aunque sí tiene alguna propiedad heredada del rol como son las piezas de vitalidad y ki que mejoran tu condición a lo largo del juego. El mapa debe consultarse con Start ya que el juego aprovecha las dos pantallas. No es molesto pero me hubiera gustado más al estilo Phantom Hourglass con el mapa siempre a mano. Y como colofón, se echa algo en falta el interactuar más con Bulma en las fases ya que siempre anda la tía en algún apuro para dejarte solo. Ay Bulma, Bulma...

Resumiendo, buen juego de aventuras y acción donde reviviremos episodios del mítico manga tal cual pero que puede pecar de ser mejorable a nivel jugable. Si os gusta la serie y tenéis una NDS lo disfrutareis aunque recomiendo jugarlo sin atracarse porque lo mismo llegáis a una conclusión diferente xD. No es el juego de DB que mejor parado sale de los que pululan por el catalogo nutrido de la pequeña de Nintendo (esto dicho por revistas y páginas especializadas, ojo) pero insisto, puede sorprenderos.

Salu2!

PD: Me consta que se ha anunciado la segunda parte en Japón. Red Ribbon, Piccolo, otro torneo de artes marciales…buff, demasiado tentador.

PD2-Shonen: Sengoku y Garp también quieren unirse a la mastodontica fiesta (¡aguante Barbablanca!); Sakura quiere liderar a los exgenins para matar a Sasucristo (esta chavala lo flipa); Tousen pasa al Vizard mode y Komamura se cabrea (suele pasar cuando Tousen abre la boca); Un tal Lahr del Consejo apresa al pesao (¿misión de rescate? No por favor!); Aspros se purifica y ataca a Hades a saco (pero aparece un espectro cool); la grigori no.7 era la controladora de N.Q ;el viejo Kunieda patea a Oga (huele a futuro entrenamiento aunque ojalá no); Priscila acribilla a las hermanas y se confirma como la hija perdida de Aizen (el cooleo irrefrenable es la prueba).

4 comentarios:

eter dijo...

No termina de llamarme. Dentro de poco mi DS va a engullir un Zelda, y después creo que va a acabar cayendo el Mario and Luigi.

Este tipo de juegos "normales" controlados solo con el stylus no terminan de cuajar. El lapiz ha de usarse cuando sea natural, si no es asi lo más normal es que acabe destrozando el juego.

key dijo...

Habrán pensado que como la peli fue una mmmmm dando a los fans los inicios videojueguiles funcionaría como efecto compensador. Youtubearé para ver como es.

Montse Akane dijo...

Me quedé atascada en la guarida de Yamsha, por culpa de un espejo de esos que había que pulsar con un palo. No sé si sabes donde te digo... ¿te lo pasaste tú?

Veo el juego muy repetitivo y un poco pesado... me decepcionó bastante.

Saludos y gran reseña.

Xesu dijo...

eter. Yo creo que el uso excesivo de la tactil no le ha sentado demasiado bien. Juegos como Ninja Gaiden o el propio Zelda PH decidí paralizarlos porque seguían el mismo patrón pero ojo, este DB no es un mal juego ni tampoco un must have. Está en la linea notable de parte del catalogo de la DS.

key. No sé el porqué de estos juegos de pronto pero bienvenidos sean si continuan centrandose en la primera parte de la serie. De la pelicula bochornosa creo que había también un juego pero mejor alejarse de él xD

Montse. No lo recuerdo bien porque los espejos había que girarlos con el bastón en varias ocasiones para que las puertas se fueran abriendo y tú pudieras avanzar. ¿Eran las azules y rojas no? Es ir probando y buscando un segundo espejo que te abra nuevas puertas.

Ciertamente es repetitivo y algo pesado pero a mi no me decepcionó. Son juegos que hacen catalogo.

Salu2!