martes, 12 de enero de 2010

Criticas cinéfilas (XLVII): La vida de los otros


Director: Florian Henckel-Donnersmarck

Año: 2007

NOTA: 9

No suelo ver mucho cine europeo fundamentalmente por dos razones: por mi culpa (la manía de darle más cancha a la industria americana, supongo) y por la complicada, a veces, distribución de dicho cine. Pero el hecho de que no esté empapado de cine europeo no me impide ser una persona paradojicamente peculiar porque entre mis títulos favoritos está esta ópera prima alemana, una película excepcional a todos los niveles que por meritos propios conquistó un Oscar a mejor película extranjera hace unos años.

Sinopsis. El capitán Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) es un oficial extremadamente competente de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la antigua República Democrática Alemana. Pero, cuando en 1984 le encomiendan que espíe a la pareja formada por el prestigioso escritor Georg Dreyman (Sebastian Koch) y la popular actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedenk), no sabe hasta qué punto esa misión va a influir en su propia vida... (Filmaffinity)

La vida de los otros es una película excepcionalmente poderosa en todos los aspectos donde hay tanta virtud elogiable que me cuesta saber cuál sería la preponderante. Es cine clásico pero revestido del poder de los thriller dramáticos y con un sentido de la verdad despampanante. La película, a pesar de contar con un principio titubeante que haría presagiar lo peor, va alcanzando una madurez perfecta según avanza consiguiendo que el hilo conductor entre desarrollo y desenlace sea puro delicatesen. Está bien armada y sabe cuáles son sus bazas. Yo destacaría cuatro de ellas. La primera es su planteamiento. Lo primero que piensas al verla es que nos van a contar otro hecho histórico denunciable y la película va a ser la principal benefactora hacia ese fin pero no, no iban por ahí del todo los tiros. La película deja claro que los métodos de la Stasi eran atentados contra la dignidad (primordial las primeras escenas o las preguntas del niño del ascensor) y a todo lo que se le parezca pero la película dispara hacia el daño moral, te mete en un debate sobre la decencia de algunos actos y te involucra en un viaje sobre ideologías y complejidades personales. Sinceramente una propuesta muy encomiable.

El segundo aspecto es el guión. Tremendamente sincero, controlado y sin pretensiones de grandeza. Es cierto que podría venirle bien algo de ritmo a algún punto determinado de la película pero en el fondo entiendo que se mantuviera un tono sosegado e introspectivo para contar lo que había que contar. Funciona perfectamente y su evolución no me resulta tramposa ni forzada. Lo mejor de la película es que sin grandes aspavientos comienza a conquistarte a ti y a tu interés y entonces ese tono pausado ya no te lo parece tanto. De alguna forma sus mensajes trasmiten la emoción precisa a pesar de que su envoltorio esté plagado de tonalidades frías y distantes y parezca rehuir de lo sentimental. Aún me sobrecojo con la escena del café, escena fría y solemne donde las haya, en la que la actriz y el espía hablan cuatro frases contadas pero cargadas de intenciones y emotividad, en especial con esa gran frase de “Yo soy tu público” que entenderéis cuando la veáis.

El tercer aspecto son los personajes. Tremendo papel el que se marca Ulrich Mühe como Gerd Wiesler. Ese hombre recto, frio y calculador que encaja bien con la mentalidad Stasi y que ve como sus fundamentos vitales comienzan a derrumbarse en la que él creía otra misión más. Interpretación magistral de este actor que dota de complejidad tanto lo que dice como lo que se guarda porque esa es otra, Gerd Wiesler es un protagonista introspectivo de los que hablan más y mejor con gestos. Grande Mühe. Por otro lado tenemos a Sebastian Koch interpretando al dramaturgo Dreyman, un hombre que vive entre la espada y la pared, que tras ver el sufrimiento que le podía acechar decide actuar dentro de sus posibilidades a pesar de los riesgos. Muy buen personaje. Y por último está Martina Gedenk que interpreta a Christa-Maria Sieland, actriz y pareja de Dreyman. Sensacionalmente interpretado consiguiendo transmitir y compartir la tristeza, el desasosiego y la desesperanza de una vida truncada por terceros. Son tres autenticos pedestales en los que se vertebra el argumento y tengo que decir que están brillantemente cuidados.

Y por último, el aspecto técnico. La fotografía, la puesta en escena o la misma realización son muy notables. Las dos primeras por reflejar fidedignamente los claroscuros de la RDA en ese momento pre-caída del Muro y la segunda por saber utilizar a las primeras en favor de lo que se quiere contar. Ya no es el uso del tono gris ambiente para recrear sino la sensación que cualquier plano o secuencia está al servicio de lo que se está contando. Por ejemplo, la casa de Wiesler va en perfecta conjunción a su personalidad. Todo cuenta.

Resumiendo, La Vida de los Otros es una película lúcida, solvente y llena de matices que deja el listón alto para su director (es su opera prima) y que me hace mirar con mayor interés hacia el cine europeo. Un drama genial que me ha conquistado. Vedla.

Salu2!

PD: Como veis la película no me ha gustado nada, que va…

7 comentarios:

eter dijo...

Una gozada de película a todos los niveles posibles.
El desarrollo es perfecto, el mensaje claro y contundente, el ritmo cuidado, el guión impecable, los actores en un momento de gracia.

key dijo...

Xesu say: Es cine clásico pero revestido del poder de los thriller dramáticos y con un sentido de la verdad despampanante.

No encontraré mejores palabras para definirla, chapeau.

Xesu dijo...

eter.Y que lo digas. Es una peliculaza como la copa de un pino. Todo funciona casi a la perfección hasta cuando parece que le falta algo de ritmo. Además las interpretaciones son geniales.

Es una pena que el director no se haya prodigado desde entonces.

key.Es que cuando me emociono escribo hasta mejor y todo xDD En cualquier caso la pelicula bien lo merece, es una maravilla europea que servirá de ejemplo de como hacer buen cine.

Salu2!

Onetwothree dijo...

Me pareció un peliculón, un thriller que me ha encantado como pocos, cun guión potente y con una realización muy buena que engrandece las labores sobre todo de foto.

Yo le daría un punto menos porque tiene algún fallo que no has comentado, o que yo le vi, pero sin duda un must-seen.

P.D. Tienes un meme esperándote en mi blog ;)

Xesu dijo...

Es posible que se me pasara algún fallo aunque el conjunto es tan bueno que casi perdono lo que haga falta xD

PD: Ya he visto tu meme, ya xDD

Kanna dijo...

La vi el otro día y me arrepiento de haber tardado tanto en darle una oportunidad, porque me gustó muchísimo. Como tú dices, empieza algo titubeante, pero crece y crece y te atrapa hasta su increíble final (¡dios, casi lloro!).

Definitivamente, deberíamos volcarnos (aún) más al cine europeo.

Xesu dijo...

Sin duda. Me gustaría hacerme una lista algún día de títulos europeos para comenzar a vermelos pero no sé por donde empezar xD

Y sí, la peli es magnífica. Lástima que el director le hayan encargado el truñete ese llamado The Tourist U_U Esperamos más de él!