domingo, 3 de enero de 2010

Críticas cinéfilas (XLVI): Avatar


Director: James Cameron

Año: 2009

NOTA: 7,5
-->

Muchos teníamos una cita pendiente con James Cameron desde hace 12 años. Los que disfrutamos con su cine nos comenzábamos a irritar con tan holgado descanso después del mayor taquillazo de la historia llamado Titanic pero tenía una excusa: querer revolucionar el mundo del cine con un proyecto llamado Avatar. La frase no tiene desperdicio ya que más allá de la declaración de intenciones existía la posibilidad de que fuera cierto ya que en su haber tiene innovaciones técnicas tan geniales y duraderas como el T-1000, los efectos en Abyss o el mismo barco titánico. Pero claro, la pregunta que todo el mundo discute ahora es si realmente lo ha conseguido. Yo sinceramente creo que Avatar es otro paso más, un salto consecuente con el avance de las tecnologías, una revolución a medias. Para mí la mayor revolución que supone esta película es ver por un lado que Cameron no ha perdido el saber hacer como uno de los mejores cineastas de ciencia-ficción y de acción de todos los tiempos controlando y mezclando lo innovador con el cine espectáculo como pocos y por otro, la integración (que no consolidación) del 3-D en sala normal. Tras haberla reposado más de una semana vamos con la reseña.
Avatar es una propuesta que se mueve entre lo clásico y lo moderno siendo una película de contrastes y dualidades desde los primeros minutos. Se mueve entre la tecnología más apabullante y el naturalismo exacerbado, entre el conflicto interesado y el entendimiento moral o entre sentimientos tan extremados como el amor y el odio. Es un bonito mural de mini historias acompasadas que se van sucediendo una tras otra desde el momento en que Jake Sully decide incorporarse al proyecto Avatar tras la muerte de su hermano gemelo. Evidentemente por bonito que sea el mural no quita que la narración del mismo sea bastante sencilla aunque no lo critico como tal ya que si algo sencillo está bien contado puede ser para mí la más grande historia jamás contada. Sí le critico y achaco su previsibilidad. Ya sabemos cuál es la tesitura entre el colonizador y colonizado, ya sabemos que pasa cuando te debes a una misión y la traicionas por amor y ya sabemos que habrá guerra desde el momento en que disparas al Árbol Madre. Sabíamos hasta que Jake dominaría la montura alada que pocos Na´vis habían tenido el placer. Su trama no atisba ningún ápice de originalidad pero ya digo, me da igual mientras esté bien contada y consiga transmitir emoción. Por suerte, ambos requisitos los cumple de sobras esta Avatar.

Es puro amor

Lo que sí es realmente disfrutable es la propuesta digital que nos hace Cameron, ese salto técnico del que hablaba al principio y que seguramente convierta a Avatar, hoy por hoy, en la propuesta digital más magna que hayan podido ver nuestros ojos. Porque claro, desde el momento en que entramos en las descripciones de Pandora y ésta te abraza y te impregna de tanta magia y color no resulta difícil caer rendido ante semejante experiencia. Para mi es el gran logro, aparte de Neytiri, de Cameron en esta película. Hacer real lo irreal. Porque siempre hay alguna sorpresa escondida. Cuando la flora y fauna ya no son sorpresa aparecen las majestuosas montañas flotantes y tu boca se desencaja de su sitio. Cuando piensas que no habría nada más mágico que Caras Galadhon aparece esa Pandora nocturna que la mira de tu a tu. En fin, una experiencia muy poderosa para los ojos. En cuanto a los Na´vi se aplica el mismo razonamiento. La digitalización cuasi perfecta que sigue las bases que ya iniciara el Gollum de Andy Serkis y nos da caracterizaciones sobresalientes, en especial la de Neytiri. La Na´vi interpretada por Zoe Saldana es una maravilla que te enamora desde el principio. Un personaje que junto a Gollum puede transmitirte estados de ánimo y sentimientos como cualquier personaje real.
Un hándicap que para mí tiene la película y que me ha sorprendido que Cameron no haya controlado mejor es el de los personajes. En la mayoría de sus películas siempre hay un gran cariño hacia sus personajes (en especial los femeninos) pero aquí, salvo la propia Zoe, no hay ninguno que me haya conquistado. Quizás sea el precio que hay que pagar ante tan aparatosa producción que deja poco tiempo a lo “real”. Si bien Sam Worthington fue lo más rescatable de Terminator Salvation su Jake Sully no pasaría del aprobado. Mejor están la siempre eficiente Sigourney Weaver y Stephen Lang como el malcarado y guerrillero Quaritz. Algo desaprovechada pero siempre épica Michelle Rodriguez (¡Ana Lucia!) y casi nada destacable de Giovanni Ribisi. En cuanto a la música me reencuentro con James Horner desde hace la tira de tiempo. Eficaz y notables partituras, en especial por incluir sonidos tribales que rápidamente asociaremos a los Na´vi.

¡¡Spartaaaaaa!!

Y por ultimo no quería dejar de recordar lo bien estructurada que está la acción de la película. Es tal el mimo que hay en cada escena y plano que a uno solo le entran ganas de quitarse el sombrero. En eso Cameron es de los mejores sin duda. El 3-D y esa cámara superchuli de doble objetivo que ha patentado le da un enfoque a la acción especial y poderosa. Aún me estremezco con la caída del árbol y los caballos ardiendo sin desmerecer, por supuesto, la épica batalla final. Otro puntico para Cameron y para WETA por semejante despliegue.
En definitiva, una película costumbrista y poco arriesgada en guion que ha conseguido redefinir y dar un paso más allá en el terreno de la belleza digital y que está masificando de gente todas las salas del mundo (el 3-D parece que funciona como imán), gente con ansias de una buena sesión de cine espectáculo y aventurero. No sé como recordaré Avatar dentro de unos años pero creo que las palabras experiencia visual y divertimento estarán de la mano en mi cabeza. Avatar es y será un viaje emocionante.
Salu2!
PD: Ojito al tema: Worldwide: $1,018,811,000 (tiene a tiro a Piratas y al Señor, ¿llegará a Titanic?) -->

4 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Saludos Xesu,
yo lo cieerto es que como acudí a verla sin muchas esperanzas, quedé maravillado y salí del cine deslumbrado y con un muy buen sabor de boca, ya que me entretuvo muchísimo y era una delicia visual (sí, el argumento es ya conocido, pero aún así merece verse en pantalla grande).
Saludos

HVN dijo...

Por mi parte sólo alabo el trabajo técnico, porque la historia, si es simple, me da igual que esté mejor contada que nunca.

Hace tiempo que dejó de llenarme el cine vacío, en el que las historias no van más allá de lo que se ve. Ya busco algo más profundo, y Avatar profundidad tiene la justa (en historias, porque el universo me pareció bastante completo).

No me gusta puntuar, pero si tengo que puntuar la peli le daría un 9 técnicamente hablando y un 4,5 en la historia.

Onetwothree dijo...

Pienso que Avatar"es una película directa y casi viva, basada en las sensaciones y emociones, magnífica a nivel visual y que sin duda sentará precedente por su grandiosa elaboración del 3D y por el hito que ha marcado en su campo pero que también cuenta con una gran tara en su historia y que probablemente sea la culpable de que no pase a la historia de una manera tan triunfal como podría haberlo hecho.

Ahora merecerá sin duda más nota que en el futuro cuando el 3D esté desarrollado mucho más.

Como siempre una reseña más sesuda la tienes en mi blog.

P.D. En breves creo que recibirás un premio por aquí...y hasta ahí puedo llegar (Ah, y el meme de música cada vez está más cerca :D)

Xesu dijo...

Crowley. Me alegro que salieras satisfecho de haberla visto. La verdad es que es una molonidad tecnicamente y te hace disfrutar del blockbuster como realmente debe hacerse, en pantalla grande y con el añadido, si se puede, del 3-D que le da mayor envergadura al producto final.

HVN. Razón no te falta. La película tiene alguna buena idea para el guión que bien explotada hubiera podido dar su juego pero Cameron rapidamente apuesta por el cine clásico con los clichés habituales para no perder al gran publico. La peli está muy inflada en cualquier valoración por lo bien que entra por los ojos pero está claro que no será recordada por su historia grandilocuente aunque como decía en la reseña, al final está bien contada que es lo que importa. Tecnicamente sí es sobresaliente en todo.

Onetwothree. Como bien dices, la pelicula vive mucho de las emociones y de lo vivo que es todo lo que se está viendo. El minidocumental que hay sobre Pandora ha dejado a mucha gente fascinado/a y eso solo habla bien de la calidad de los CG de la pelicula.

En cuanto a la historia creo que Cameron ha sido algo conservador (siempre lo ha sido, para qué negarlo) y no se ha arriesgado a hacer un producto para determinados publicos. Ha ido a rebentar taquillas y recuperar, la que dicen, es la inversión más grande jamás hecha.

Salu2!