lunes, 18 de marzo de 2013

Que alguien me explique lo de Indian Wells 2013…



Ni los más optimistas se hubieran imaginado el desenlace de este Masters 1000, ni los más optimistas, recalco. 

Si estás siete meses fuera de alta competición, empiezas jugando un par de torneos para ir cogiendo el nivel perdido y te presentas a un Masters 1000 como Indian Wells lo normal es que acuses la baja y que en un cruce complicado te vayas para casa. Lo que le ha pasado a Rafael Nadal ha roto el esquema. Ha estado siete meses fuera, ha cogido un par de torneos para probarse y ver su nivel y se ha presentado a un Masters. Hasta ahí todo perfecto. Pero no se ha ido a casa en ningún cruce: el bicho este ha exhibido su mejor versión y se ha llevado el torneo. ¡Lo ha ganado! Es que veía la final ayer contra Delpo y me quedé a cuadros. Ya contra Roger y Berdych arquee la ceja con cierta incredulidad pero lo de ayer fue el colmo. ¡Ha vuelto reencarnado en su mejor versión! Moviendo de lado a lado a su rival, con precisión, con fuerza y con mucha agresividad. Es más, se movía por la pista dura (importante este dato) como si fuera su hábitat natural. Es verdad que Delpo ayer lo tuvo para ganar y que acusó con toda seguridad el esfuerzo contra Murray y Djokovic pero es que el Nadal de ayer estuvo imperial y dudo muy seriamente que Del Potro, en su mejor versión, pudiera haberle ganado. Era un maldito coloso. Ha vuelto cuando pocos esperábamos semejante regreso. Y dejando Miami a un lado viene la época de tierra… 

¡Que alguien me lo explique! 

Salu2!

No hay comentarios: