miércoles, 24 de marzo de 2010

Reivindicando la novela interactiva


Another Code: R – Más allá de la memoria

Quisiera empezar esta reseña dedicándosela precisamente al estudio creador del juego en sí, CING. Hace unas semanas se sabía que la desarrolladora entró en quiebra con una deuda de más de dos millones de dólares, cifra que la empresa no ha podido subsanar por lo que si nada cambia es posible que este Another Code y The Last Window (secuela del Hotel Dusk para DS) sean los últimos juegos que veamos de este peculiar estudio. Y es una pena porque si algo han dejado claro es que saben hacer videojuegos, muy especiales eso sí, pero buenos juegos al fin y al cabo. Y me duele más ver esto tras ponerme el otro día el Little King´s Story y ver que colaboraron con el desarrollo del citado juego. Como dudo que Nintendo quiera hacer de hermana de la caridad y convertir a CING en una second party no estaría mal que al menos contratara a sus integrantes para no perder sus señas de identidad. Ya veremos qué pasa pero vamos a lo que toca que es el juego.

Es la primera vez que jugaba a un Another Code así que tampoco sabía lo que me iba a encontrar. Tenía buenas referencias del Two Memories de Nintendo DS pero ya sabemos cómo son estas cosas: hasta que no lo pruebas no sabes realmente nada. El juego se podría ubicar dentro de lo que son las llamadas aventuras graficas aunque me chocó eso que vi en la portada donde lo describía literalmente como una novela. Y algo de eso ahí. Este Another Code: R es una aventura grafica a medias, un intento de mezclar algunas de las características del genero con una narración propia de los libros fáciles de misterio. Por lo tanto ya tenemos el enésimo juego peculiar en la sobremesa de Nintendo. La historia deja a entender que estamos ante la secuela del juego de DS pero su historia parece funcionar de forma independiente por lo que si os pasa como a mí y no habéis catado el de la portátil tampoco pasa nada. El juego sí mantiene a sus personajes principales: Ashley Mizuki y su padre, Richard Robins que serán lo primero que nos toparemos nada más empezar. Richard ha decidido invitar a su hija a Lake Juliet con la intención de pasar un día de picnic y de paso pasar algún rato juntos porque su trabajo como científico de la J.C Valley lo mantiene mucho tiempo alejado de su hija algo que lleva particularmente mal la susodicha. Pues bien, con todo esto la historia se va enredando a cada paso que damos para ir revelando una serie de acontecimientos del pasado que serán clave en la vida de Ashley y que resultaran más interesantes a cada paso que demos. A pesar de que todo gira alrededor de una trama principal lo cierto es que el juego propone unas cuantas subtramas para que la resolución no sea demasiado directa y otros personajes puedan tener cabida y dar algo de juego. Es el caso de Matthew, la pija de Elizabeth o la señora Graham entre otros, historias paralelas que dejan buen sabor de boca y desatascan algo esa posible amenaza de linealidad. Mención especial para la de Matt que me decepcionó ligeramente su resolución, sobre todo teniendo en cuenta que parecía de las más interesantes y prometedoras.


Pero aunque es verdad que nos tiraremos más tiempo leyendo que jugando los chicos de CING no olvidan el aspecto jugable. Si bien la propuesta margina algo el nunchuk (al igual que Zack & Wiki u otros) sí sabe explotar el Wiimote. Con él nos moveremos y escudriñaremos (adoro el puntero) y la detección de movimientos hará el resto. Porque una cosa está clara, este Another Code sabe sacarle partido al mando. Algunas veces será una extensión de nuestro brazo y en otras será la base para resolver acertijos, en especial las los códigos que seguramente sean los más retantes. En cuanto a la dificultad nos encontramos un juego muy accesible, casi guiado, que no gustará a aquellos fans más hardcore de las aventuras graficas clásicas pero que tampoco desmerece en absoluto al género en sí mismo. Técnicamente apuesta por un bonito cell shading que hará las delicias de los fans del anime por su marcado estilo nipón pero también por unos bonitos modelados y unos escenarios resultones (mejorables pero resultones). Musicalmente tampoco destaca ni desentona. En fin, si hiciéramos una valoración del juego para mí sería de notable y si me preguntáis por si es recomendable o no me decanto por lo primero. No hay muchas de estas propuestas en el mercado así que os recomiendo daros una vuelta por las memorias de Ashley. Pasareis unas veinte horas de entretenimiento asegurado.

Salu2!

PD: ¿Os habéis fijado que el TAS y el DAS son una réplica del wiimote y la DS? xD

4 comentarios:

eter dijo...

A mi me gustó bastante, pero no es un juego para todos los públicos.

La historia esta bien, pero en muchas ocasiones fuerza demasiado el desarrollo.

Me habría gustado algo más de exploración. Eso sí, algunos de los puzles son muy buenos.

Onetwothree dijo...

Eel Another Code de DS que me pareció un locurón, y en algunas fases imposible sin que alguien te de al menos unas nociones.

Este no lo he jugado, ningún colega tiene la Wii ¬¬, pero me lo apunto para posibles futuros.

Por cierto, una pena que CING vaya o haya cerrado.

Un saludo.

Xesu dijo...

eter. Lo de la exploración es cierto. Hubiera preferido que hubiera sido más conservador en ese aspecto y fuera más parecida a las antiguas aventuras graficas donde era complicado combinar objetos o saber como seguir adelante. La historia me gustó pero la de Matt queda demasiado cortada

Onetwothree.El de DS no lo he jugado pero me han comentado que es muy bueno. Este de Wii sigue la misma idea pero con wiimote y con otra historia. Quizás no tenga tanto puzzle y te tiras mucho tiempo leyendo pero no quita que es entretenidisimo. Yo lo recomiendo para pasar unas veinte horas entretenido.

Salu2!

Roy Ramker dijo...

Ojalá este juego tenga éxito para que se animen a traer más novelas interactivas a occidente, que es un género prácticamente desconocido por estos lares, de momento ya tenemos confirmado el Disgaea Infinity para PSP ^^