viernes, 13 de febrero de 2009

Criticas cinéfilas (XXVIII): Wall-E


NOTA: 9
País:EE.UU
Dirección y guión: Andrew Stanton
Año:2008

Me hallo obnubilado y dudo que pueda hacer una reseña certera y lo más objetiva posible. Pixar se ha superado y ha roto con mi incredulidad, la cual me decía que Wall-E seguramente sería otra pequeña maravilla al más puro estilo Ratatouille pero no superior. Esto demuestra, una vez más, que iba algo desencaminado. La productora de la bombilla habrá tenido sus más y sus menos y no diré que todas sus creaciones me hayan gustado por igual (Cars me sigue pareciendo muy floja por ejemplo) pero con Wall-E han conseguido su coronación y han alcanzado su cota más alta de calidad. Vayamos primero a la sinopsis.

“En el año 2700, en un planeta Tierra devastado y sin vida, tras cientos de solitarios años haciendo aquello para lo que fue construido -limpiar el planeta de basura- el pequeño robot WALL•E (la abreviatura de Waste Allocation Load Lifter Earth-Class) descubre una nueva misión en su vida (además de recolectar cosas inservibles) cuando se encuentra con una moderna y lustrosa robot exploradora llamada EVE. Ambos viajarán a lo largo de la galaxia y vivirán una emocionante e inolvidable aventura...” (FilmAffinity)

La brillantez que derrocha esta película es espectacular en todos los sentidos de la palabra y me cuesta creer que haya desatado en mí tantas emociones conforme la veía. Quizás habría que diferenciar dos partes de la película: una primera que se autoproclama con facilidad obra maestra y una segunda que discurre entre el bien y el notable. Son 103 minutos de pura magia visual, de encanto y maestría donde no hay intenciones ocultas, todo está puesto para que el espectador pueda babear sin más. Está claro que Andrew Stanton con esta película ha querido evocar y homenajear a muchos tipos de cine y lo consigue con soltura y con mucho acierto. Antes de ir al meollo, prefiero valorar las dos partes que para mí componen la pelicula.


"El reto de Rubik"

La primera parte es superlativa sin más. Un robot aparentemente solo en una Tierra desolada realiza sus funciones habituales y bastarán pocos minutos para que el espectador entienda la situación del robot y empatice con él. Pasará un rato más y comenzaremos a adorar (sin saber el porqué) a Wall·E porque en la inmensidad de la solitud en la que se encuentra ha conseguido encontrar algún aliciente a su vida más allá de su rutinario trabajo de recolectar basura. La sucesión es clara: escenas donde encuentra cacharros y que él mismo almacena en el compartimento que tiene como hogar, se filtran gags graciosos casi involuntarios, su relación con la cucaracha…etc. Los detalles son tantos que se escapan a los ojos y todo mientras suena de fondo el Put on your sunday clothes de Hello Dolly! que no hace más que fortalecer la imagen que ya teníamos del personaje protagonista. Posteriormente todo esto comienza a subir enteros con la llegada de EVE. El toparse con EVE hará cambiar a Wall·E, que había encontrado por fin alguien con quien convivir. Lo que parece una amistad imposible en un principio acaba siendo un argumento de lo más entrañable y de gran fuerza, el fundamental y más poderoso. La segunda parte de la película, sin embargo, resulta mucho más corriente. La aventura se traslada a la nave donde ahora viven los humanos (la Axiom) y la situaciones pierden algo de la frescura que tienen los primeros 40 minutos. A pesar de eso, Stanton lo compensa con alguna escena realmente preciosista como la del jugueteo en el espacio con el extintor o con alguna que otra moraleja sobre la humanidad (cuando el progreso técnico se torna en retroceso y demás).

"Y se hizo la bombilla..."

No negaremos que la película cae en tópicos muy manidos y que seguramente ya nos son del todo conocidos: el robot “humanizado”, la aventura espacial, el argumento didáctico con respecto a la naturaleza…etc. pero da bastante igual porque el entretenimiento que derrocha es claramente descomunal. Como decía antes, también tiene de su lado los múltiples homenajes que Stanton va concentrando conforme avanza el film: El primero al cine mudo, del que no solo ha salido airoso sino que ha funcionado notablemente. El segundo a la ciencia-ficción y a la robótica (lo podría haber firmado un Asimov en sus años mozos) y en tercer lugar a Kubrick por determinado pasaje que recuerda bastante a 2001. Su factura técnica es deliciosa con una animación digital soberbia, la música va desde clásicos a nuevos temas pasando por tracks de fondo muy adecuados a las situaciones, montaje correcto, unos créditos muy majos…etc. Un presupuesto bien invertido para una gozada de película la cual ya me cuesta ver como película para niños. Es más fácil pensar en ella como una joyita de nuestro tiempo para todos los públicos que es, a todas luces, totalmente recomendable.

Salu2!

PD: Aún así, sigo pensando que es buen momento para volver al 2-D…

PD2: Ascazo de tercera temporada de Heroes, buff…

5 comentarios:

Kururin dijo...

Juas, me pillé la edición especial por el hecho de que llevaba un documental de la historia de Pixar que me interesaba más que la película en sí, no sé por qué...

Extraordinaria película, sin duda alguna. Si me llegan a decir hace años que los de Toy Story hacen esto no me lo creo.

Y como todo el mundo coincido en lo de las dos partes. La primera media hora es una OBRA MAESTRA como la copa de un pino, capaz de transmitir sensaciones indescriptibles con unos robots que tienen más carisma y personalidad que la inmensa mayoría de personajes humanos, y el que gesticulen en vez de hablar no hace sino aumentar esa atmósfera mágica. Luego, cuando Wall-E se va con EVA al espacio, la calidad decae, no mucho, pero ya no es lo mismo. Incluso llegó a haber un par de secuencias que se me hicieron aburridas, y creo que se ahogaba demasiado en su mensaje moralizante -ecológico y tal.

Pero bueno, analizándola a nivel global es de notable alto tirando a sobresaliente, de las 10-20 mejores de animación de la historia me atrevería a decir.


Saludos

Otacon dijo...

La primera parte es lo mejor. Y la peli en general me encantó. Quien iba a decir que una historia de ¿amor? entre cosas más bien artificiales y tan diferentes pudiera quedarles tan bonita. Y a nivel técnico es brutal, simplemente.

PD2: Prepárate a ver el volumen 4 xDDD Me pregunto si conseguirán encarrilar la serie...

PD3: Creo que el concepto de esto es representativo de este blog. Tienes que verlo de duro que es xDD: http://www.youtube.com/watch?v=Ta1kyu0NF4Y&feature=channel_page

eter dijo...

Tiene valor que no este nominada a la mejor película del año en los Oscar (y que seguramente el de animación se lo den a Kung-fu panga).

Es una semana me vi esta y "El caballero oscuro". El cine puede ser muy grande en ocasiones.

Montse Akane dijo...

Muy emotiva, a mi me gustó bastante.

En cuanto a la 3ª de Heroes, intenté ver el primero y no llegué ni a terminarlo...

Un beso.

Xesu dijo...

Kururin. Sí, yo vi el documental y es increible la progresión que ha ido experimentando el estudio Pixar. Ha tenido algún bache pero con Wall-E se han esmerado bastante.

Los primeros 40 minutos son excepcionales. Transmite mucha fuerza en algo que aparentemente solo es un inicio. Quizás los mejores minutos que filmados por esta gente.

Ota. La relación de los dos robots es genial. EVA y Wall-E desprenden dulzura y no empalague, que podría haber ido en su contra facilmente (y destructivamente xD).

PD2: Ayer vi el primero y es un LOL. Como suponía ha empezado fuerte pero a ver si se mantiene xD

PD3: M´has matao xDD No sé que es más heavy, la letra o los movimientos imposibles de cara xD

Eter. A veces me pregunto el porqué determinadas peliculas no pueden conseguir premios de envergadura, en este caso Wall-E o Dark Knight. Es como si vieran implicito que no es cine "de primer orden", que son estilos y generos para premios menores. Sin embargo luego a Crash(por decir una)le dieron sus Oscars no ajustandose muy bien a los criterios. En fin, ver para creer.

Montse. Heroes hiciste bien en no seguirla. Anda sin un patrón claro y en estas series eso es lo más problematico.

Salu2!