domingo, 28 de diciembre de 2008

Battlestar Galactica - SegundaTemporada


Creo que me he enamorado de esta serie y no hay vuelta atrás. Su capítulo piloto (la mini-serie) me llamó bastante la atención pese a que no me convenciera en exceso y su primera temporada ya me dejó con muy buen sabor de boca pero esta segunda parte definitivamente es la prueba que necesitaba para auto convencerme de que estamos ante uno de los mejores sci-fi que se han hecho en los últimos años.

(Aviso-Spoilers)

Esta segunda temporada es el reflejo de cómo intentar no ser especialmente redundante en los contenidos y dar la talla en casi la totalidad de los capítulos. En esta ocasión no serán trece como en la primera sino que alcanzaremos la veintena, cifra que tampoco le ha sentado nada mal a la serie de Ronald D. Moore. Tal y como pensaba, la historia quiere a los personajes y eso se nota en el transcurrir de las tramas. Ya no son meras presentaciones lo que tendremos delante sino personajes que se dan a conocer en toda su amplitud para deleite del espectador que encontrará así un reclamo fuerte para seguir de cerca todo lo que envuelve a estos personajes principales. Afloran recuerdos dolorosos, se desatan pasiones, se percibe miedos y todo ello en un clima asfixiante debido a la guerra permanente con los Cylon.

La historia sigue donde lo dejó la primera temporada, es decir, buscando en Kobol algunos indicios para encontrar la Tierra. Para semejante labor se requerirá un quórum general entre toda la flota, cosa difícil dada la situación ya que los últimos acontecimientos no se prestan a ello. Esta segunda temporada juega además con diferentes arcos en su inicio dejando por un lado la misión de Kara en Caprica, por otro los entresijos varios de Galáctica y por último los acontecimientos que irán sucediendo en el resto de la flota, en especial en la nave Cloud 9. El hecho que haya diversos arcos abiertos e intercalados al comienzo dota a la serie de un dinamismo muy generoso que siempre viene bien cuando el espectador busca nuevos reclamos para seguir una serie de estas características. Pero si un momento de esta temporada es sin duda remarcable ese es el de Pegasus. La aparición de otra estrella de combate y de la dura Almirante Caine hará tambalear los cimientos de Galáctica y de los que en ella trabajan. La serie vuelve a brillar y lo hace con argumentos claros y contundentes y sin fuegos artificiales, es decir, va al grano en temas reales dentro de un envoltorio demasiado irreal. Luchas por el poder, decisiones políticas, morales o militares serán la máxima de la temporada y para cuando esos argumentos no estén en pantalla siempre quedarán los personajes y las escenas de acción, que vuelven a cumplir de sobras su cometido de entretenimiento. Los personajes me han ido conquistando poco a poco, con cautela, como previsto de antemano por los guionistas para poder perfilarlos a largo plazo. Era obvio que Kara Thrace o Lee Adama iban a explotar tarde o temprano erigiéndose como protagonistas pero resulta imposible esquivar la fuerza que traslada gran parte de la plantilla. Laura Roslin (grande Mary McDonnell) y Will Adama, como líderes, tendrán un papel destacado en esta temporada y se verán en situaciones altamente comprometidas que les obligarán a tomar decisiones complicadas y no siempre entendidas. Gaius Baltar tampoco se queda atrás y va dándole mayor relieve a su personaje, el cual sigue siendo hilarante y altivo pero extrañamente manipulable. Esa “manipulación” a la que está sometido será trascedente para el devenir de la temporada y abre nuevas posibilidades, quien sabe si acertadas. La amplitud de personajes también permite que el coronel Tigh, el teniente Helo, el capitán Tyrol y otros tantos tengan sus momentos para ir desarrollando sus pequeñas parcelas tan necesarias como cualquier otra y que son bienvenidas en un contexto que precisa de historias corales.

Si antes decía que había paso para venganzas, mafia o conflictos de poder, la mayor amenaza continúan siendo los cylon y como dice el eslogan de la serie, “tienen un plan”. Al principio era muy reticente a verlos como enemigos sanguinarios que buscan la extinción humana (de hecho ya te pueden mostrar pruebas que sigue sin parecerlo) pero su misterio y su extraño encuadre los hace enigmáticos. En esta segunda temporada también los conoceremos mejor y algunos datos van resultando reveladores, tanto que tengo miedo que les salga mal la jugada a los guionistas. Su numeración, su replicación, sus ideales o su concepto religioso llaman la atención sin duda y creo que es un acierto que exista un interés por desarrollarlos y hacerlos más exquisitos a ojos del espectador pero el riesgo es alto y quién sabe si la estrategia cuajará o no.

En cuanto a lo demás, la serie cumple con creces. Su ritmo es correcto en líneas generales y muy bueno cuando debe serlo, la música que en su primera temporada era mediocre aquí va cogiendo algo más de forma y los efectos y ambientación vuelven a estar a un nivel más que notable. Creo que ha Ronald D.Moore, que viene del mundo Star Trek, le ha salido un “bicho” fabuloso que si termina cuajando bien en su tercera temporada y cuarta (ultima de la serie) creo que habrá que ir situándola entre los puestos de élite en la ciencia-ficción de la historia dándole, de paso, su merecido homenaje a la historia original.

Salu2!

PD: Nos leemos en breve con la tercera temporada.

PD2: Repaso raws: Lluvia se sacrifica a favor de Kana; el clon es una bestia parda; preparación completa hacia el Lost Canvas. Las de la Jump nada hasta nuevo aviso.

2 comentarios:

eter dijo...

Demasiadas series para seguir, y esta en concreto me da miedo de lo buena que dice todo el mundo que es.

pd: Ya está circulando el 527 de One Piece, y Oda, como siempre, se supera.

Xesu dijo...

Jeje! Aunque sean demasiadas ésta no te puedes permitir no verla siempre y cuando te gusten los sci-fi. Es una serie cuyo planteamiento inicial es topico y tipico pero que va sorprendiendo en su evolucion. No es como sus predecesoras, es algo mejor diría yo.

PD: Sí, hoy mismo he leido el 527! Ahora iré a leer tu reseña :)

Salu2!